la dieta vegetariana ideal

Valora este artículo
(2 votos)

la dieta vegetariana ideal

Cuando escuchamos acerca de la famosa dieta vegana o vegetariana, lo primero que se nos viene a la mente es el mito principal que las rodea: “seguramente no nos nutre bien”.

Sin embargo, la dieta vegetariana puede ser muy nutritiva si aprendes a hacerla y beneficiará tu salud. Por ejemplo: disminuirá el riesgo de enfermedades del corazón, diabetes y algunos tipos de cáncer.

Si bien es cierto que este tipo de alimentación tiene suficientes ventajas, también se sabe que, para llevarla, se requiere atención para añadir todos los nutrientes esenciales día con día.

Las personas deciden convertirse en vegetarianas por muchas razones: la conservación del medio ambiente, los derechos de los animales, o porque creen que seguir una dieta vegetariana es más saludable. Puedes tener una razón diferente, pero tú debes decidir por ti mismo si estás interesado en seguir este estilo de vida. Hay varias tendencias vegetarianas, entre las más comunes tenemos:

Veganismo: seguido por los vegetarianos estrictos. No consumen ningún alimento de origen animal, incluyendo la miel.

Ovolactovegetarianismo: incluyen huevo y lácteos en su alimentación.

Ovogetarianismo / Lactovegetarianismo: únicamente consumen huevos o lácteos respectivamente, como alimentos de origen animal. Para seguir cualquiera de estas tendencias de la alimentación, es importante incluir vegetales que contengan los siguientes nutrientes:

• Los carbohidratos proveen energía y vitaminas para tu cerebro y músculos. Productos de granos, especialmente los integrales son muy importantes porque proveen los carbohidratos, fibra y muchas vitaminas que tu cuerpo necesita. Los vegetarianos deberían estar seguros de comer granos íntegros variados como pan de trigo entero, pasta y tortillas, arroz integral y quinoa.
• La grasa es necesaria para que tu cuerpo se mantenga saludable. La grasa provee ácidos grasos esenciales y ayuda a que tu cuerpo absorba algunas vitaminas. Excelentes fuentes de grasas saludables incluyen nueces o mantequillas de frutos secos, aceite y aguacate.
• La proteína es necesaria para que tus músculos crezcan. Alguien que decida seguir una dieta vegetariana debe estar seguro de que consume suficientes productos altos en proteína. Las nueces, la mantequilla de maní, los productos de soya y los granos, las legumbres como los frijoles, arvejas, garbanzos, habas y las lentejas, todos proveen proteína.
• El zinc es importante para crecer y para tu sistema inmune. El zinc se encuentra en granos íntegros (granos refinado como pan o pasta hecho de harina blanca no son fuentes de zinc), cereales fortificados, productos lácteos, productos de soya y legumbres.

también te puede gustar

comenta


Código de seguridad
refrescar el código

solomillo al mojo

Video-foto5-internas