tips para el mantenimiento de la chimenea

Valora este artículo
(0 votos)

tips para el mantenimiento de la chimenea

Por: Andrea Sánchez

El acogedor fuego de la chimenea no tiene rival: hace tus ambientes más cálidos, pero también abraza tu estado de ánimo.

Generalmente las chimeneas que funcionan con leña requieren de mantenimiento profesional al menos una vez al año, pero existen diferentes maneras de asegurar su buen estado y durabilidad, evitando también incidencias en tu hogar. No dudes en seguir estos consejos para disfrutarla al máximo.

1. Hazle una revisión profesional anualmente
Esto te garantiza que será seguro usarla. Además, si hay algo que no está funcionando lo sabrás y podrás repararlo antes de la temporada de más uso.

2. Limpia y revisa el ducto periódicamente
Utiliza una linterna para revisar si hay algo que pueda estar causando un bloqueo. Los animales pequeños podrían hacer nidos o podrían haber caído hojas al interior. Si ves que algo causa un bloqueo, contacta a un profesional.

Otro problema frecuente es la acumulación de hollín, pero si quitas el exceso con frecuencia, no será una complicación. Es muy sencillo de hacer, solamente introduce un cepillo especial y mueve de arriba abajo. Esto facilitará la evacuación de los gases.

También se puede usar un tronco deshollinador, este desprende un tipo de humo que ayuda a extraer la humedad y a neutralizar el hollín. Este se coloca dentro de la chimenea encendida hasta que se consuma.

El deshollinado te garantiza una buena combustión y evita que se produzcan incendios en el hollín que se acumula en el conducto.

3. No utilices madera húmeda
Asegúrate que la madera que uses esté completamente seca. Lo mejor es utilizar una que se haya secado durante al menos seis meses. Si almacenas la leña afuera, asegúrate de mantener una buena ventilación entre las piezas. Coloca una lona sobre la parte superior de la pila de leña para mantenerla fuera del contacto con lluvia o rocío.

4. Vacía el cajón de la ceniza
Hazlo con frecuencia, dependiendo del uso puedes hacerlo una vez al mes o a la semana en temporada fría. Procura dejar un poco de ceniza en el cajón para que la chimenea consuma menos leña.

5. Limpia los cristales
Los cristales forman parte de las medidas de seguridad de una chimenea, es por eso que es importante que estos cumplan con su papel a la perfección. Límpialos y revísalos periódicamente. Para limpiarlos, humedece un papel periódico y frota. Si tu chimenea no cuenta con cristales, asegúrate de contar con las medidas de seguridad adecuadas para que tú y tu familia estén tranquilos.

Si además de limpia, quieres mantener tu chimenea con una decoración chic, te recomendamos nuestro artículo Cómo decorar la repisa de la chimenea.

 

también te puede gustar

comenta


Código de seguridad
refrescar el código

extractor de jugos cítricos Kitchen Aid

Video-foto3-internas