la guía de la lasaña

Valora este artículo
(0 votos)

guia de la lasagna

Por: Andrea Sánchez

La lasaña es uno de los platos típicos de la cocina tradicional italiana más conocidos en el mundo entero, nos atrevemos a decir que es un platillo del que existe una versión con el toque de cada país... pero, ¿qué es lo que hace en realidad que una lasaña sea perfecta? Toma nota de estos tres puntos claves:

1. LA CONSISTENCIA DE LA SALSA BECHAMEL debe ser lo suficientemente densa, ya que es la que le da forma a la lasaña.

2. EL RAGÚ es importantísimo que sea de sabor intenso y sin acidez. Para esto lo recomendado es cocinarlo al menos durante 2 horas muy lentamente. Además es vital que utilices carne fresca y una buena salsa de tomate.

3. LA PASTA no la sobre cocines. Si vas a utilizar pasta seca, hiérvela durante 2 minutos, escúrrela y empieza a montar la lasaña.

Ahora, algunos secretos...

Cuida las salsas
La bechamel y el ragú son el alma de la lasaña, es por eso que cualquier error en su preparación afecta el resultado. Toma en cuenta estos consejos si necesitas corregir algún error en estas salsas:

BECHAMEL CON GRUMOS
Para evitar que se formen grumos, el truco es añadir los ingredientes líquidos a los secos, y nunca al revés. Añade los ingredientes líquidos poco a poco o licúalos para que se mezclen bien.

BECHAMEL DEMASIADO LÍQUIDA
Pon una cucharada de la salsa en un plato plano e inclínalo, si esta se desliza rápidamente, no está lista y deberás preparar un roux, lo cual es muy sencillo: utiliza mantequilla y harina en la misma proporción. Funde la mantequilla y luego vierte la harina, mezcla hasta que estén bien unificadas y la mezcla haya perdido el sabor a harina. Después añade el roux poco a poco a la salsa y cocina por al menos 30 minutos más.

RAGÚ ÁCIDO
Esta es una clara señal de que la salsa de tomate no es de buena calidad. Lo ideal es utilizar una salsa casera. Para corregir la acidez, puedes utilizar cualquiera de estas opciones:
Con azúcar: es el truco más conocido... añade una pequeña cantidad de azúcar a la salsa, preferiblemente morena, y cocina unos minutos a fuego bajo para evitar que se queme. Empieza poniendo muy poca cantidad y ve probando hasta dar con la cantidad que necesitas.

Con bicarbonato: si prefieres no agregar azúcar, una buena opción es el bicarbonato. Úsalo de la misma manera que el azúcar, cocinando la salsa a fuego lento. Repite el proceso hasta que la salsa haya perdido la acidez.

RAGÚ DEMASIADO LÍQUIDO
Esto no debería suceder si le has dado el tiempo de cocción requerido, pero si llegara a sucederte lo indicado es reducir la salsa, que es el método más natural y más fácil para espesarla sin alterar su sabor... Pon a hervir la salsa, baja ligeramente el fuego y déjala cocinar a fuego lento, sin taparla, hasta obtener la consistencia deseada. Revuélvela con frecuencia para evitar que se queme. Esto estimula la evaporación del agua adicional, lo que permite que la salsa espese.

Cocina la lasaña perfecta siguiendo estos consejos...

USA PASTA PRECOCIDA
Sabemos que no es el ideal, ni parte de la receta original, pero con la pasta precocida es muy fácil lograr la textura al dente, lo que hará que tu lasaña sea inolvidable. Además ahorrarás mucho tiempo. Eso sí, recuerda que al usar este tipo de pasta debes preparar cantidades grandes de las dos salsas ya que absorbe mucho líquido.

QUÍTALE EL AGUA A LA RICOTTA
Para una lasaña firme, drena el agua de la ricotta. Déjala drenar sobre una paño fino durante 24 horas, el resultado será perfecto.

SALTEA LAS VERDURAS
Si vas a utilizar vegetales toma en cuenta que estos al cocinarse pueden crear un exceso de líquido. Ásalos o saltéalos antes de colocarlos entre capa y capa.

NO OLVIDES UNA CUBIERTA DORADITA
Quita el papel aluminio de tu lasaña durante los últimos 15-20 minutos de horneado para lograr esa textura dorada y crujiente tan característica de este plato.

¡PACIENCIA!
El secreto para degustar de la lasaña es esperar... Al sacarla del horno y antes de servirla, deja que la lasaña se enfríe por 15-20 minutos para que tome la consistencia perfecta. Si tienes tiempo te recomendamos prepararla con un día de anticipación y recalentarla para servir.

Ideas para darle un twist
En lugar de mozzarella, prueba: queso de cabra, gruyere, gorgonzola, fontina, asiago, brie o una mezcla.

Agrégale más vegetales: coliflor asada, cebollas caramelizadas, hongos o berenjenas salteadas, zucchini asado, espárragos...

Cambia la carne de res por: salchichas, jamón, panceta, pollo o cerdo desmenuzado, mariscos.

Usa estas salsas: pesto, Alfredo, tomates secados al sol.

Recetas
Lasaña de hongos y pesto
Lasaña de zucchini
Lasaña vegetariana
Lasaña de espinaca

 

también te puede gustar

comenta


Código de seguridad
refrescar el código

pastel de vainilla con queso crema

Video-foto2-internas