6 consejos para mantener tus cortinas limpias

Valora este artículo
(0 votos)

cortinas1

Por: Andrea Sánchez y Andrea Motta

Pensar en lavar las cortinas de la casa puede estresarnos en algún momento. El tamaño, lo delicado de la tela y el tiempo, son algunos inconvenientes... Pero no es imposible. Hoy te damos ideas de cómo lavarlas, que aparte de simplificarte la vida, dejarán tus cortinas nítidas.

1. USA LA LAVADORA Y LA SECADORA
Lavarlas en la lavadora es muy práctico, solo pon especial atención a las instrucciones del fabricante para no arruinar los tejidos. Este artículo Cómo leer las etiquetas de lavado te puede servir para orientarte en la tarea.
Las cortinas de nylon, poliéster o telas sintéticas, se lavan a máquina sin problemas. Utiliza siempre un ciclo con agua fría para prendas delicadas.

Si vas a usar la secadora usa un ciclo de baja temperatura y después de quitar la humedad cuélgalas en su lugar, para no tener que plancharlas. Si no vas a usar secadora, te recomendamos que las cuelgues en su sitio inmediatamente después de terminar el lavado para evitar que se marquen las arrugas.

2. MANCHAS
Si tienen alguna mancha, aplica un quitamanchas o un limpiador en seco y frota con un cepillo pequeño antes de lavarlas. Si deseas soluciones naturales, también puedes acudir a soluciones como el bicarbonato o el vinagre, ambos limpiadores todopoderosos.

3. TEJIDOS ESPECIALES
Si son de algún tejido especial que solo tolera limpieza en seco, como seda, gasa o terciopelo, puedes comprar un kit especializado, teniendo en cuenta que necesitarás secadora para este tipo de lavado.

4. LINO Y ALGODÓN
Si tus cortinas son de lino, o 100% algodón, seguramente van a necesitar que las planches y muy probablemente se encojan con el lavado. Por eso, para evitar riesgos, lo mejor es que las lleves a la lavandería. A veces vale la pena gastar un poco más pero asegurar los buenos resultados y la conservación de tus cortinas.

5. PARA LAVAR A MANO
Si el fabricante no recomienda meterlas en la lavadora, una muy buena idea es lavarlas en la bañera con un jabón suave y agua tibia. Deja reposar la cortina en el agua jabonosa y mueve de vez en cuando con suavidad para que penetre bien. Vacía el agua con jabón y aclara con agua limpia tibia, escurre pocas veces y con suavidad para no arrugar el tejido.

Para secarlas, cuélgalas al sol lo más extendidas posible, para garantizar que mantengan su forma y no se arruguen demasiado. Cuando dejen de gotear, aun estando húmedas, es momento de colgarlas en su lugar, así terminarán de estirarse y perderán las arrugas del lavado.

6. LIMPIEZA CON ASPIRADORA
Esta alternativa de limpieza es perfecta para eliminar el polvo de tus cortinas y, además, retrasar la limpieza en la lavadora, que a la larga, puede dañar el tejido de tus cortinas. En caso de optar por este método, necesitarás una boquilla especial para cortinas. ¡Verás qué fácil resulta!

Por regla general, las cortinas deben lavarse, entre dos y tres veces al año. Aunque las cortinas de la cocina y el baño deben lavarse con mayor frecuencia, ya que están en lugares de la casa que en los que absorben más olores, grasa y humedad. Por lo que puedes programar su limpieza bimestralmente.

Si quieres además aprovechar a lavar las cortinas de baño, no dejes de leer estos consejos para dejarlas como nuevas.

también te puede gustar

comenta


Código de seguridad
refrescar el código

videos y tutoriales

waffles integrales

Video-foto3-internas