simplifica tu vida

Valora este artículo
(0 votos)

Simplificarte la vida es un proceso diario. Es saber tus prioridades, establecer metas (no importa cuáles sean) y no perderlas de vista aun cuando surjan dificultades. También se trata de aceptar que aunque te salgas del camino, siempre puedes regresar.

Desde recortar actividades hasta alimentar tu espíritu para vivir mejor con menos; aquí te damos unas recomendaciones en el esfuerzo de simplificar nuestras vidas.

Empezar desde el principio...

1. Empieza con cosas pequeñas. Haz tu cama inmediatamente después de levantarte, No acumules platos en la cocina, camina por 15 minutos todos los días. Te sentirás más enérgico.

2. Hoy, simplifícate ordenando tus cuentas y chequera. Desecha sobres y papeles que mantengan desordenada la cocina, comedor, escritorio... Además de verse ordenado, será más fácil de limpiar.

3. Limpia una habitación completa, puedes empezar donde este la computadora y las manualidades de los niños. Tira los discos de programas viejos, lápices y útiles inservibles, botes de goma secos, papel, revistas, marcadores y crayones, en fin, la lista podría ser interminable.

4. Limpia tu closet: saca la ropa que tengas mas de un año de no usar.

5. El ser humano necesita 21 días para establecer un nuevo hábito, y realmente funciona.

Consiéntete

Un manicure, un pedicura, una idita al salón... ¿No te parece que siempre hay cosas más importantes que hacer? Trata de encontrar tiempo para arreglarte y mantenerte, recuerda que tú eres primero.

1. Trata de levantarte antes que todos los demás para poder hacer ejercicio diario.
2. Date un tiempo para disfrutar de tu entorno.
3. Alimenta tu espíritu.
4. Compra flores frescas para ti.
5. Usa tus joyas.
6. Pon música en el baño.

Para muchas este tiempo es valioso con nuestros hijos, pero recuerda que debes de estar bien para poder dar tiempo con calidad.

Vive mejor con menos y cumple tus metas

  1. Haz una lista pero no trates de lograr una interminable y piensa en cumplir tus metas personales, no de ayudar a cumplir las labores de los demás. Siéntete bien con las metas que vas alcanzando.
  2. Disfruta de lo que haces: Muchas veces estamos tan concentradas en la tarea que sigue, que no disfrutamos de lo que estamos haciendo en el momento.
  3. Vive mejor con menos: No mal gastes ni compres lo que no necesitas. Accesorios para la casa, juguetes para los niños...
  4. Si lo que necesitas es reducir tu presupuesto, lleva tu almuerzo a la oficina. En casa planea muy bien tus menús. De esta manera cuando compres sabrás exactamente lo que te hace falta.

también te puede gustar

comenta


Código de seguridad
refrescar el código

extractor de jugos cítricos Kitchen Aid

Video-foto3-internas