cómo limpiar la cubertería

Valora este artículo
(1 Voto)

como limpiar la cuberteria

Por: Andrea Sánchez

La cubertería, aunque es de los detalles en los que casi nadie se fija, juega un papel muy importante. Además del toque estético, puede influir en el sabor de los alimentos. Así que es de vital importancia el cuidado que le des y sobre todo, que evites tenerla guardada por mucho tiempo.

Hoy te traemos una lista de prácticos consejos, remedios y trucos que harán que tus cubiertos luzcan tan impecables y nuevos como el primer día.

Cubiertos de acero inoxidable
Son los cubiertos más empleados porque son los más resistentes a la corrosión y al desgaste. El mejor cuidado que puedes darles es el uso diario y secarlos inmediatamente después de lavarlos para que no pierdan el brillo y así evitar que se manchen.

Tips:
- No los dejes en remojo durante horas para lavarlos más tarde.
- Utiliza jabones no abrasivos.
- Para remover manchas usa un jabón no abrasivo para limpiar metales.
- Es importante limpiar, antes de que se sequen, los restos de salsas con ingredientes ácidos ya que pueden causar picaduras.
- Para mantener el brillo, límpialos de vez en cuando con un trapo húmedo en vaselina o limpia metales especiales.
- Si están oxidados, frotar un trozo de corcho sobre la zona afectada, quedarán nítidos.
- Un remedio infalible para mantener tu cubertería intacta y reluciente, es el de aplicar a las piezas vinagre de forma suave y, seguidamente, secarlas con un paño seco.

¿Cómo guardarlos?
Aléjalos de fuentes de calor.

Cubiertos de plata
Son menos resistentes, es por eso que requieren de más cuidados. Son muy vistosos y elegantes. Es importante que no los tengas guardados por mucho tiempo porque puede generar en ocasiones, debido a su oxidación, el ennegrecimiento de las piezas.

Tips:
- Antes de su uso, límpialos con un paño suave (idealmente de algodón blanco) con alcohol medicinal y agua, esto retirará las manchas y los desinfectará. Usa guantes de tela cuando lo hagas para no dejar huellas.
- Para quitar los rayones frota suavemente con aceite de oliva o con bicarbonato.
- La mejor manera de limpiarlos después de usarlos, es lavando las piezas a mano una a una, sin emplear esponjas metálicas ni forzar la limpieza de restos de comida. Si la comida está muy pegada deja las piezas en remojo hasta que se afloje. Luego repite la limpieza con alcohol y déjalos secar para guardarlos. También puedes usar productos específicos para limpiar plata.
- No uses el lavaplatos, se deteriora la película protectora de metal haciéndola más vulnerable a los agentes corrosivos.
- Un método casero de limpieza: sumerge las piezas durante una hora, en un recipiente con agua en la que hayas cocido espinacas. Después sécalos con un paño de algodón, quedarán impresionantemente limpios.

¿Cómo guardarlos?
En un lugar seco y lejos de la luz para que no se oscurezcan. Envuélvelos en papel de china.
Si el lugar en donde vas a guardarlos es muy húmedo, colócalos dentro de una bolsa plástica con un pequeño trozo de tiza o algunos granos de arroz. Estos elementos absorben la humedad, evitan los malos olores y dejarán tus cubiertos impecables.

 

también te puede gustar

comenta


Código de seguridad
refrescar el código

3 aderezos para ensaladas

Video-foto2-internas