5 razones para elegir un sofá blanco

1.6K

Los sofás blancos tienen la mala fama de ser poco prácticos, sobre todo si tenemos niños. Pero sin duda son una pieza que le aporta a los ambientes mucha luz y un toque chic. Aquí tienes 5 razones por las que debes elegir esta ligera y luminosa pieza, y olvidarte de las razones que te frenan a tener un sofá blanco en tu sala.

1. Combina con todo
Es la base neutra perfecta para mezclar estilos distintos, ya que encaja bien con cualquier tendencia, material o textura. Y si quieres resaltar una linda alfombra es ¡la opción ideal!

2. Puedes jugar con los colores
Te puedes permitir pintar la pared en la que se apoya con un color más intenso y atrevido, creas un impacto visual y le das personalidad a tus espacios. También puedes jugar con el color en los cojines.

3. Puede ser compatible con los niños
Aunque no lo creas hay una forma de que ese sofá blanco se vea de revista siempre: hacer un cobertor con un tejido resistente y de calidad. Si el sofá se mancha, lavas la funda y el blanco queda radiante de nuevo. También puedes utilizar algún producto especializado que proteja e impermeabilice la tela, y que además te permita limpiarlo fácilmente.

4. La pieza de la tranquilidad
El blanco es expansivo y relajante a la vista, por eso nos da la sensación de tranquilidad y favorece la sensación de orden. Ideal para personas inquietas.

5. Una excelente opción para dividir espacios
Muchos decoradores lo escogen para dividir espacios, ya que es un color neutral, delicado y femenino que no rompe con la armonía. Lo ideal para esta función es acompañarlo de madera y plantas verdes.


Close