Aprovecha la basura orgánica de tu cocina

236
1

En la cocina generamos mucha basura orgánica, encontrar nuevas ideas para reutilizarla es lo ideal para sacarle el máximo partido y además, de esta manera ayudar a conservar nuestro planeta.

¿Qué es la basura orgánica?

Basura orgánica es todo aquello que se descompone de manera natural para volver a formar parte del ciclo de vida, es decir los residuos de origen vegetal o animal, que se degradan biológicamente.

Por un lado, restos de comida y restos del proceso de cocinar, manipular o elaborar productos de alimentación, como restos de frutos secos, pieles y restos de frutas y verduras, cáscaras de huevos, espinas de pescado, conchas de mariscos, comida en mal estado, restos de pan, papel de cocina sucio (servilletas o pañuelos de papel), filtros de café y té, huesos, etc. Aquí también entran otros elementos como tapones de corcho, aserrín, palillos de dientes, palitos de helado, pinchos de madera.

Por otro lado, residuos de jardín, como hojas, grama, tierra, flores marchitas. Restos vegetales provenientes de la poda, como ramas o troncos.

Estas son 5 maneras fáciles con las que puedes aprovecharlos:

Cáscaras de huevo

Las cáscaras de huevo están llenas de nutrientes muy buenos para las plantas. Puedes utilizarlas esparciéndolas por el jardín, o si vas a plantar semillas, como base para éstas.
¡Verás cómo crecen más rápido!

Cáscaras de naranja

La cáscara de las naranjas y de otros cítricos es uno de los residuos más habituales en la cocina. Estos, además de ser abono para tus plantas, actúan como repelentes de insectos en el jardín, como repelentes de mosquitos en casa y pueden servir para aromatizar tus habitaciones.

Café

Con los residuos del café puedes preparar un compuesto que al añadirlo al agua de riego, llenará de nitrógeno a tus plantas. También sirve para crear una especie de barrera física que mantenga a las hormigas, alejadas de las puertas de tu casa.

Cáscaras de banano

Es ideal para dar a la tierra de las macetas o del jardín todos los elementos que necesita para producir plantas más fértiles. Prepara un agua de riego con ellas dejando estos residuos orgánicos en reposo toda la noche.

Haz compost

Un hogar típico produce media tonelada al año de desechos de los cuales una buena parte podría convertirse en compost.

Los materiales orgánicos se descomponen naturalmente por medio de las bacterias y hongos. Todo el proceso se lleva a cabo en un par semanas o meses, dependiendo de la composición de la masa. Este agrega humedad y nutrientes a la tierra y mejoran la estructura del suelo, de manera que tendrás un jardín o macetas sanas  productivas. Aprende a prepararlo aquí.

Aunque el reciclaje de restos orgánicos es muy útil, su gestión debe efectuarse (como en la mayoría de los residuos) generando menos cantidad, lo que a su vez implica también luchar contra el desperdicios de comida.


Close
Revista Enmicasa.com © Copyright 2020. Todos los derechos reservados
Close