Diseño de jardines junto al mar

2.5K

Ideas básicas

En este artículo veremos algunas ideas básicas sobre el diseño del jardín próximo al mar:

Planifica el diseño del jardín cuidadosamente para evitar errores; luego, son caros de solucionar o hay que soportarlos durante mucho tiempo.

El viento fuerte de la costa puede abatir a las plantas más jóvenes y tronchar ramas de árboles y arbustos. Las palmeras, con sus troncos flexibles y resistentes, son indicadas para estos emplazamientos ventosos. Pon tutores firmes a las plantas más altas para que resistan el embate del viento.

El viento marino transporta sales que se depositan en las hojas y las queman. Puedes darles de vez en cuando un «manguerazo» (ducha con agua) para lavar las sales depositadas en las hojas; y, desde luego, elegir especies resistentes a esta circunstancia.

Protege el jardín costero del viento. Las opciones son:

Muros: el inconveniente es que crean turbulencias al otro lado.

Setos: tardan tiempo en formarse, requieren mantenimiento y ocupan espacio. Transparente (Myoporum spp.) y Pitosporo (Pittosporum tobira) son las especies para setos más resistentes a las sales del viento.

Pantallas con árboles: Acacia, Ciprés, Macrocarpa, Lagunaria (Lagunaria patersonii ), Laurel, Leylandi, Transparente (Myoporum spp.)

Valla o celosía recubierta con trepadoras como Hiedra (Hedera helix) o Madreselva (Lonicera spp.).

Lámina de brezo, de mimbre o cañizos.

Mallas de plástico, etc.

Fíjate cuáles son las especies que mejor se dan en esa zona.

Si es un jardín de residencia costera que no habitas durante todo el año, elige especies que florezcan en la época que vayas a permanecer ahí: verano, primavera, semana santa… y no plantes ejemplares muy valiosos porque te los pueden robar.

Jardín de bajo mantenimiento

Quizás te interese hacer un jardín de bajo mantenimiento si no vas a disponer de bastante tiempo libre o no quieres pagar a un jardinero. Sigue estos consejos:

Menos césped y más superficie de pavimentos o gravas. Y si el jardín es pequeño, el césped es perfectamente prescindible.

Planta tapizantes para cubrir el suelo. Previenen la aparición de malas hierbas.
Para hacer un arriate de flor y que no salgan malas hierbas, coloca una malla antihierbas, hazle agujeros y mete las plantas por ahí. Finalmente, cubre la superficie con cortezas de pino o grava.

Las plantas mediterráneas toleran bien la sequía y soportan los descuidos. Además, hay muchas que son aromáticas. Las plantas suculentas tienen reservas de agua y son, por tanto, las candidatas ideales para jardines de bajo mantenimiento. Perfectas para un jardín costero por su mayor tolerancia a los vientos marinos.

Suelos salinos

Si el suelo fuera salino, estas son las medidas a adoptar:

  1. Aumenta la permeabilidad del suelo labrando, aportando materia orgánica y arena.
  2. Instala tubos de drenaje para evacuar el agua en exceso cargada de sales.
  3. Efectúa de vez en cuando lavados de sales hacia el subsuelo mediante riegos abundantes que inunden la tierra.
  4. Cambia de agua de riego si fuera salina.
  5. Elige plantas resistentes a la salinidad.
  6. En césped, las especies más resistentes a la sal son:
    Cynodon dactylon (Bermuda)
    Pennisetum clandestinum (Kikuyu)
    Stenotaphrum secundatum (Gramón, Hierba de San Agustín). Esta es la más dura de todas.
    Zoysia japonica (Zoysia)
    Paspalum notatum (Hierba de Bahía)
  7. No abuses de los fertilizantes puesto que salinizan.
  8. Mantén una elevada humedad en el suelo mediante riego por goteo y reducir así la concentración salina.

Close
Revista Enmicasa.com © Copyright 2022. Todos los derechos reservados
Close
Powered By MemberPress WooCommerce Plus Integration