Jardineras y macetas ideales

762

 

Después de elegir las plantas de interior más adecuadas, debes seleccionar los recipientes. Puedes colocar plantas individualmente o agruparlas en macetas combinando texturas y tamaños. Lo primero que se debe hacer es observar las plantas y las flores en relación a los aspectos decorativos y el tamaño del ambiente. Toma en cuenta que la planta dependerá de este para su buen desarrollo, por lo que el tamaño de la maceta o jardinera es muy importante.

La proporción del recipiente en relación a la planta es muy importante.

Cuando cambies de maceta

Las plantas de interior deben cambiarse de maceta cada año y medio, aproximadamente a una maceta más grande. Las raíces van creciendo y llenando todo el espacio. No es bueno unas raíces apiñadas y congestionadas ya que las plantas se resienten: crecen menos, tienen hojas más pequeñas, pocas flores, etc. El sustrato va perdiendo con el tiempo sus características iniciales. Su estructura se deteriora y pierde calidad como medio, aunque se abone regularmente.

Cuando veas muchas raíces y poca tierra o que las raíces estén saliendo por el orificio de drenaje o un crecimiento lento y débil, etc. es síntoma claro de que pide un cambio a un tiesto más grande.

No obstante, depende de las especies. Hay unas que aguantan más en la maceta, porque crecen menos; pudiendo permanecer en ella mucho más tiempo que otras especies, siendo necesario tan sólo el cambio de compost superficial para su mantenimiento. Las hay que gustan de macetas estrechas y no necesitan trasplantes frecuentes: como la alivia, Hipeastrum, Cinta,…pero son excepciones.

Con un cambio a una maceta más grande, dispondrá de sustrato nuevo y rico, y tendrá más espacio para desarrollar sus raíces, lo cual se notará en la planta, que crecerá más.

Como norma general, la época más conveniente para el cambio de maceta es la primavera. En época de reposo, es adecuado para especies delicadas.

En aquellas plantas grandes, cuyo tamaño hace complicado el trasplante (por ejemplo un Ficus o una Yuca), puedes cambiar la tierra de la capa superior por sustrato nuevo.

No utilices tierra de jardín para rellenar las macetas. Utiliza un buen compost o turba mezclada con arena de río (no utilices la arena de cantera que se usa para las obras).

Después del trasplante no es aconsejable dejar la planta en un lugar con luz excesiva y temperatura alta.

No trasplantes la planta que esté enferma, deja que se recuperen antes.

Las plantas que tienen muchos brotes desde la base, en mata, se pueden dividir aprovechando el cambio de maceta, obteniendo así varios ejemplares que se plantan en tiestos diferentes.

Por último, las plantas que se cambian de maceta deben regarse inmediatamente de efectuada la operación.

Para mantener derechas determinadas plantas de interior se usan tutores. Los tutores pueden ser de tubos de plástico o cañas de bambú. Se usan, por ejemplo, para mantener vertical los tallos de una Cheflera. Trepadoras de interior, como Poto, Filodendro, Singonio, Jazmín,… pueden guiarse con tutores de musgo. Es bueno pulverizar con agua estos tutores de musgo.

maseta

Macetas

Cuando compres un contenedor hazlo según el tamaño de la planta. Si la planta es grande necesitará una maceta grande y si es pequeña, precisará una maceta chica. Esto que parece una obviedad, luego no lo es y se ven plantas de gran porte en recipientes minúsculos o, por ejemplo, Cactus en macetas enormes que para ellos es donde tienen más riesgo de pudrirse por agua en exceso.

A esto hay excepciones y existen varias especies que les gusta tener las raíces apretadas: Clivia, Agapanto, Cinta, etc.

El tema de la elección de las macetas también es una cuestión de estética. La variedad en formas, colores y materiales que hay en el mercado es enorme. Veamos los materiales disponibles:

Macetas de barro

Pesan bastante y son frágiles. El problema es que en climas cálidos se secan muy rápidamente porque las paredes son porosas. Para Cactus y otras Suculentas esto es una ventaja, pero para la mayoría, no. Además, las heladas fuertes las rompen.

Macetas de terracota

Es un material natural y muy estético. Se rompen con facilidad si se golpean y resisten solo heladas suaves, aunque hay modelos con protección para el frío.

Las de calidad son relativamente caras, pero merecen la pena por la nobleza, belleza y por lo bien que combinan con cualquier planta gracias a sus colores ocres.

maseta3

Macetas y jardineras de plástico o de resina

Pesan poco, son resistentes y económicas. Hay imitaciones de barro y terracota casi perfectas. Se limpian fácilmente.

Al no ser porosas, son ideales para aquellas plantas que necesitan sustratos constantemente húmedos. En relación a esto, el drenaje de las macetas debe funcionar perfectamente. Echa en el fondo de la maceta grava, trozos de cerámica, chinos u otro material parecido para evitar que se obstruya el o los agujeros de drenaje.

Los inconvenientes del plástico son que se ve muy artificial, poco natural, y que se decoloran si están al sol.

Macetones y jardineras de madera

La madera es cálida y decorativa. Requieren un barniz para impermeabilizarlas y un producto conservante de la madera, si no, se pudren.

Macetones de piedra u hormigón

Es el material más duradero y señorial. Son muy pesados para moverlos. Quedan muy bien en un entorno rústico, porche, patio, etc..

Cubremacetas o cubretiestos de cerámica

Existe una amplísima gama de estos recipientes. Vigila que no se acumule el agua en la base.

Para no manchar el suelo o mojar el balcón del vecino se usan platos o portamacetas que recogen el agua sobrante del riego. Si pones un plato debajo de la maceta para que recoja el agua sobrante del riego, vacíalo al poco rato (por ejemplo, 30 minutos) ya que el agua estancada pudre las raíces de la planta.

Hidrojardineras

Son macetones o jardineras que tienen en el fondo un recipiente que se llena de agua. De esta manera, la planta dispone de agua por más tiempo ( 2 o 3 semanas o más). Son prácticas y cómodas. Lo único es que salen caras.

Además de las macetas típicas que se encuentran en el comercio, pueden cumplir la función de tiesto prácticamente cualquier recipiente, es cuestión de echarle imaginación y ser originales: cubos, un bol de porcelana, floreros, cacharros de cocina…

En las tiendas de segunda mano y en los rastrillos encontrarás tiestos baratos y envejecidos.

maseta2

Envejecer macetas

Si no te gusta el aspecto nuevo y sin pátina que tienen las macetas de la terraza o el jardín, puedes hacer que se carguen aparentemente de años pintándolas con yogur natural y las paredes externas se cubrirán de musgo y algas. Este procedimiento puede servir lo mismo para las macetas de barro que para las de piedra u hormigón. Se hace así:

1. Mojas el exterior de la maceta con agua.

2. Pintas con una mano ligera de yogur, sin dejar capa o grueso. También se puede aplicar una fruta tipo melocotón o algo que se pudra fácilmente.

3. Mantén la maceta a la sombra y húmeda. Estas son las condiciones que favorecen la aparición del musgo.

4. Es mejor hacer el envejecimiento antes de sembrar o poner planta en ella, ya que las condiciones de humedad y sombra, podrían ser perjudiciales para según que plantas e incluso pudrirlas. Con otras no habrá problema.

5. Es preferible hacerlo en invierno, cuando las condiciones son mas propicias. Aunque se puede hacer en cualquier época.

6. Tarda un tiempo y hay que tener paciencia. Tardará más si hace más calor.


Close
Revista Enmicasa.com © Copyright 2022. Todos los derechos reservados
Close
Powered By MemberPress WooCommerce Plus Integration