Cómo cuidar tus piezas más delicadas

263

Por: Andrea Sánchez

Siempre habrá ese momento del año especial para lucir nuestras piezas más lindas: el mantel impecable, las copas relucientes, los cubiertos brillantes, la vajilla perfecta. Hoy te damos los secretos para que prepares tu casa y puedas mostrar su mejor cara.

LOS MANTELES

Si está amarillo: Déjalo toda la noche en remojo en dos litros agua caliente, un poco de sal y tres limones cortados en rodajas, a la mañana siguiente, lávalo en la lavadora.

Arrugas: Lo ideal es que las elimines con vapor. Plancha el mantel un poco húmedo, del centro hacia los extremos para que tenga mejor caída. Guárdalo enrollado, se arrugará menos.

Manchas: No lo dejes en remojo con agua caliente, esto hace que las manchas se fijen más. Encuentra en esta guía los tips más efectivos para quitar los diferentes tipos de manchas. 

Siempre en la sombra: Tiende siempre la mantelería delicada al revés y en un lugar sin sol directo para evitar que se decolore.

LA VAJILLA

Las artesanales con diseños o relieves no son aptas para el lavaplatos. Lávalas a mano con jabón neutro y evita el agua muy caliente. Pon una toalla en el fondo del lavatrastos, para evitar que se golpee, usa una esponja suave.

LOS CUBIERTOS

Los de acero: Son resistentes y fáciles de mantener. Puedes lavarlos en el lavaplatos sin ningún problema. Lo más importante es secarlos bien para eliminar manchas de cal y darles brillo.

Si tienen mango de madera: Lávalos a mano con agua caliente y jabón, sécalos bien para que la madera no se deteriore. Si se ennegrece, remoja por unos quince minutos en vinagre blanco y luego aclara con abundante agua.

LA TETERA

Si está manchada, frótala con bicarbonato o déjala en remojo con vinagre blanco.

LAS COPAS

A mano siempre: Déjalas en remojo en agua tibia con un poco de detergente neutro y diluido. Lávalas a mano, no utilices agua caliente.

Sin manchas de cal: Añade al agua fría del último aclarado unas gotas de vinagre, evitará las manchas de cal y quedarán más brillantes.

Para otras manchas: Elimínalas con un poco de bicarbonato o una mezcla de vinagre y sal gruesa. Seca con cuidado con un paño de microfibra que no deje pelusas.

cuidar tus piezas delicadas 2

FLOREROS

Manchas verdes: Estas manchas las causan las plantas. Pon un poco de arena con agua caliente en el interior. Agita con fuerza para que la arena arrastre la suciedad.

Manchas de cal: Ponlos a remojar en una mezcla 30% vinagre y 70% agua y deja que actúe.

SOPERAS, BANDEJAS Y PIEZAS GRANDES DE CERÁMICA

Estas son piezas grandes y frágiles, lávalas a mano y con mucho cuidado. Al igual que con la vajilla, protege el fondo del lavatrastos con una toalla para evitar golpes.

cuidar tus piezas delicadas 1

LOZA Y PORCELANA

Las piezas actuales de porcelana están totalmente diseñadas para ser lavadas en el lavaplatos, solamente asegúrate de usar el jabón adecuado para evitar que se manchen. Las de loza son más frágiles y resisten menos los golpes, lávalas a mano. Si tienen grasa utiliza vinagre o bicarbonato para limpiarla.

Con pan de oro o plata: Lávalas a mano para preservar los tonos originales y con una esponja súper suave para evitar que se rayen.

CUADROS Y ESPEJOS

Es importantísimo retirar regularmente el polvo con un plumero o una gamuza para que no se acumule y evitar que estas piezas se dañen.

Lienzo: Si es un óleo, límpialo con pan. Descarta la corteza del pan y usa solo la miga. Frota con una leve presión por toda la superficie llena de suciedad. A medida que avanzas verás como la miga se va ensuciando como si fuera un borrador.

Marco: Si es tallado, límpialo con un cepillo y aplica una cera incolora para darle un acabado natural.

Espejo envejecido: Usa polvos de plata especial para cristales.

MATERIALES MUY DELICADOS

Madera de ébano: Frótala con un paño empapado en aceite de linaza, verás cómo recupera el color rápidamente.

Coral: Sumérgelo unas horas en agua salada y cepíllalo suavemente.

Jade: Lava las piezas con agua caliente y vinagre. Frótalo con cera líquida para que tenga brillo.

Objetos cromados: Frótalos con una pasta a base de aceite y ceniza.

Objetos dorados: Devuélveles el brillo frotándolos con una mezcla de pimienta molida y vinagre.

CANDELEROS
Mételos en el congelador durante 30 minutos, verás cómo la cera acumulada se congelará y será más fácil de eliminar. Si queda algún resto quítalo con agua caliente y jabón neutro.


Close
Revista Enmicasa.com © Copyright 2022. Todos los derechos reservados
Close
Powered By MemberPress WooCommerce Plus Integration