Higiene en los utensilios de cocina

11.1K

La higiene en los utensilios de cocina no solo es indispensable para evitar microorganismos indeseables que puedan afectar nuestra salud, también es fundamental para no cruzar sabores que puedan alterar el resultado de nuestras recetas. Un cuchillo que ha picado cebolla o ajo y no se le ha dado un buen tratamiento de limpieza, seguramente alterará el sabor de lo que vayas a cortar o picar a continuación, lo mismo puede suceder con otras herramientas.

Toma nota de estos tips para evitar la contaminación cruzada entre alimentos crudos y cocidos, y para que la higiene de tus utensilios esté a la altura de una cocina pro.

1. Usa un jabón antibacterial siempre

Esto ayudará a eliminar mejor cualquier tipo de olor, sabor o microorganismo que quede adherido a tus utensilios. Si usas un jabón «normal» agrégale unas gotas de limón o vinagre.

2. Complementa el jabón con una mezcla cloro + agua

Mantener un spray con cloro junto al jabón te será de mucha ayuda en casos donde tengas que lavar superficies muy grasosas o con olores fuertes como el ajo.

3. Ten un kit de cepillos de diferentes formas y tamaños para todo tipo de alcances

Las aspas de la licuadora, los escurridores de pasta, tazas térmicas, los bordes del mango del cuchillo y otro sin fin de elementos, necesitan de un cepillo especial para dar un mejor tratamiento de lavado.

4. Enjuaga la esponja de jabón con cloro cuando termines de lavar todo

A veces la dejamos solo escurriendo sin darle un tratamiento de lavado final, dejando que se reproduzcan cualquier cantidad de bacterias. Deja la esponja unos minutos en una mezcla de agua y cloro.

5. Mantén cuatro paños disponibles

Dos deben estar secos y dos húmedos. Uno seco para utensilios y otro para frutas, verduras y hortalizas. Los húmedos puedes usarlos para limpiar cualquier emergencia.

6. Si usas agua caliente… ¡mejor!

Esto ayudará a despegar más rápido la suciedad siempre.

7. Seca al aire libre los elementos de cocina

Guardarlos húmedos hará que se reproduzcan bacterias, y secarlos con un paño no siempre te garantizará que quedarán guardados realmente secos.

Por último te recomendamos que cada vez que utilices la cocina la dejes tan limpia como puedas, no hay nada más gratificante que entrar a una cocina limpia, desinfectada y lista para comenzarla a usar de nuevo. Además esto te simplificará el trabajo.


Close