La maleta perfecta

246

Las vacaciones son tiempo de compartir, desconectarnos de la rutina y crear memorias con las personas queridas. A donde vayas es importante que te organices y planifiques para poder disfrutar al máximo.

Una idea que funciona muy bien para lograr tener organizado todo a tiempo es hacer checklists, de todo lo que se te ocurra. La mayor ventaja de tenerlas es que te ayudan a mantenerte enfocada y constantemente consciente de lo que debes hacer y por supuesto de todo lo que has logrado hasta ahora, lo cual es motivante. Por lo tanto, te ayudan a ahorrar mucho tiempo y a asegurarte de que no vas a olvidar nada o lo menos posible.

Además de las razones anteriores, las checklist también te ayudan a:

  • No postergar: una vez que pierdes el enfoque, lo más seguro es que pierdas la motivación. Sin una lista que te guíe, pasas más tiempo en tareas que se pueden hacer rápidamente.
  • Saber exactamente cuáles son tus prioridades: cuando no la tienes probablemente te concentrarás en algo que no se necesita con urgencia y olvidarás lo importante.
  • Evitar el estrés: y lo mejor es que disfrutarás del proceso de planificación.

¡Una checklist para la maleta!

Uno de los procesos más difíciles de organizar es la maleta, al hacerla sentimos que vamos a olvidar cosas esenciales y entonces metemos de más. Para evitar llevarte el clóset completo y ponerte en modo relajado, toma en cuenta estos consejos:

1. Como vas de relax y de vacaciones procura llevar ropa cómoda, ligera y que pese y ocupe poco. Calcula cuántos días estarás fuera y en función de ello elige la ropa. Por ejemplo, si vas tres noches, desde un jueves hasta un domingo, y vas a la playa la maleta perfecta debería incluir dos trajes de baño (para usar uno mientras otro se seca), tres mudadas y unas sandalias… Sí llevas más ropa seguramente se quedará guardada. Esto es lo básico, está bien que agregues cosas que tú consideres necesarias, pero toma en cuenta que debes ser práctica.

2. Olvídate de los zapatos. Podrás prescindir de la variedad. Llévate los más neutros y cómodos que te combinen con cualquier ropa y que te sirvan para estar a gusto. Si vas a la playa, serán necesarias unas sandalias.

3. Si vas a un hotel, en el baño tienes de todo a tu disposición. No es necesario cargar con toallas ni secadora, aunque el jabón y el champú generalmente es mejor llevarlo, ya que si tienes la piel muy sensible puede que no te hagan bien.

4. Olvídate de los complementos extras para estos días: aretes, collares, pulseras… Intenta llevar solo lo puesto o accesorios adecuados al clima y ocasión.

5. De preferencia no lleves aparatos electrónicos. Desconecta y disfruta del destino y la compañía.

¡Listo, disfruta de las vacaciones!


Close
Revista Enmicasa.com © Copyright 2022. Todos los derechos reservados
Close