Cuidados de las plantas en macetas

185

Las plantas en maceta necesitan de cuidados un tanto diferentes a las que están en tierra. Al tener menos sustrato, llega un momento en que será necesario trasplantarlas a macetas más grandes, ya que la limitación del espacio impide que las raíces de la planta se desarrollen libremente impidiéndole crecer y debilitándola mucho.

Para evitarlo y que tengas plantas saludables, hemos encontrado una serie de consejos de jardineros expertos, fáciles de implementar y muy eficientes.

Evita que la tierra se apelmace

Algo que sucede frecuentemente es que en una maceta la tierra se apelmaza y forma costra en la superficie. Esto impedirá que el aire traspase y la planta se asfixie. Cada 15 días remueve la tierra para romper esa costra. Utilizar un tenedor, es la mejor forma de acceder a todo el interior, y remueve bien toda la tierra. Esto facilitará la entrada del agua del riego y dará vida tu planta.

¿Lombrices?

¡Sí, es una gran idea! Echa una o dos a la tierra porque sus excrementos son un estupendo fertilizante que beneficiará el crecimiento de la planta y aumentará su resistencia frente a enfermedades y plagas.

Cambio de maceta

Cada uno o dos años, dependiendo del ritmo de crecimiento de la planta, debes trasplantarla a una nueva maceta que sea, al menos, unos 4cm más amplia, para que las raíces puedan crecer.

Si lo que quieres es mantener un tamaño concreto para la planta, tendrás que cortar las raíces cada cierto tiempo para impedir el crecimiento, pero sin que la planta sufra.

Si además de trasplantarla a un recipiente nuevo cambias el sustrato, conseguirás que hojas y flores alcancen un vigor envidiable.

Trucos de riego

Comprueba la humedad de la tierra

Introduce un palillo de pinchos delgado de madera, si al extraerlo sale limpio, es porque el sustrato está muy seco y, por lo tanto debes regar tu planta.

Además, ten muy en cuenta que el plato que tienen debajo las macetas se debe vaciar al cabo de 30 minutos después de haber regado.

Riega a la mejor hora

Las plantas se deben regar o por la mañana temprano o por la tarde noche. Así se aprovecha mejor el agua. Evita mojar las flores y las hojas, pues se acaban dañando.

Elige el mejor sustrato

Tan importante como el agua es la tierra. Las plantas en maceta necesitan que la tierra tenga buen drenaje, de lo contrario se pudrirán sus raíces. No todas las plantas necesitan el mismo sustrato, así que guíate con estos datos para encontrar la adecuada:

Plantas acidófilas (arces, azaleas, camelias, etc.): si tienes la opción de encontrarlo, se debe usar un sustrato específico para ellas. Si vives en un clima cálido, la mejor opción es mezclar 70% de akadama con un 30% de kiryuzuna.

Plantas herbáceas de flor: son muy resistentes, por lo que se puede usar un sustrato de cultivo universal sin problema.

Plantas ornamentales leñosas (árboles y arbustos, incluyendo trepadoras): es muy recomendable mezclar 50% turba negra con 40% perlita y 10% abono orgánico en polvo (humus de lombriz, por ejemplo).

Palmeras: mezcla 60% fibra de coco con 30% de perlita y 20% de abono orgánico en polvo.

Plantas suculentas (crasas y cactus) y caudiciformes: para que crezcan de maravilla y no se pudran, puedes mezclar 70% de pómice o de fibra de coco con un 30% de turba negra.

Plantas hortícolas: se recomienda mezclar 60% turba negra con 30% abono orgánico en polvo (humus de lombriz, estiércol de caballo, o incluso compost) con 10% de perlita.

¡Abónalas!

El sustrato puede acabar sin nutrientes, por lo que debes abonar tus plantas, ya sea con abonos minerales o con los orgánicos. Los primeros están muy bien, pero no acaban de proporcionar todo lo que necesitan las plantas.

Los abonos orgánicos suelen contener microelementos que garantizarán el correcto desarrollo de las plantas y, por si fuera poco, las mantendrán sanas. Es por eso que te recomendamos abonar un mes con abono mineral y al mes siguiente con uno orgánico, antes que utilizar sólo abonos minerales.

Usa filtros de café para evitar perder sustrato

Que una maceta tenga agujeros de drenaje es fundamental para que el agua pueda salir, pero que el sustrato también se acabe saliendo es algo que no es conveniente. Para evitarlo, puedes poner filtros de café que dejen salir el agua, pero no la tierra.

Ordena y etiqueta tus plantas

Ordena tus plantas por tipos

Por ejemplo, en una mesa que esté expuesta al sol directo, pon cactus y crasas; en otra que esté en semisombra, puedes poner las plantas acidófilas, etc. De este modo, te será mucho más fácil cuidarlas.

Etiquetas para llevar un control sobre tus plantas

Si quieres tener una colección de plantas, o si vas a sembrar semillas, es muy recomendable que pongas una etiqueta con el nombre de la planta, y la fecha de siembra, si procede. Así podrás llevar un mejor control sobre todas tus plantas, y no te llevarás ninguna sorpresa, como por ejemplo ocurriría si germina una de la que no sabes el nombre.

Convierte cualquier cosa en una maceta

¡Recicla! No dudes en usar cualquier cosa: latas de té, tazas que ya no usas, tecomates, jarrillas, etc. para tener un patio increíble. Sólo asegúrate de que tiene agujeros para el drenaje del agua.

Dar luz y brillo

En cuanto a la limpieza, pulveriza agua a las hojas que han acumulado polvo o límpialas con un paño húmedo. Si tienen manchas de la cal del agua, límpialas con un poquito de agua y vinagre e inmediatamente acláralas con agua limpia. Retira las hojas y flores que vayan quedando marchitas para permitir el crecimiento de las nuevas.

Siguiendo estos sencillos trucos mantendrás tus plantas vivas durante muchos años y su aspecto será perfecto en todo momento.


Close
Revista Enmicasa.com © Copyright 2020. Todos los derechos reservados
Close