Plantas enfermas, averígualo por sus hojas

566

Como todos los seres vivos, nuestras plantas nos avisan que algo no va bien mostrando signos, y sus hojas son un buen marcador. Aprende a observar los colores y las texturas; y ten siempre a mano esta pequeña guía en la que te traducimos su lenguaje.

1. Ausencia de hojas / hojas marrón y crujientes
En este caso es probable que el problema sea la falta de agua. Porque cuando las plantas no reciben suficiente agua, no brotan. Si tu planta no ha cambiado mucho desde que la compraste, puede que tengas que regarla con más frecuencia.

Otro problema que indican estos síntomas es la falta de potasio, mineral que regula la absorción de agua a través de las raíces y su evaporación a través de las hojas.

2. Hojas deformes / color amarillo en los bordes
Esto es el opuesto a lo anterior, significa que sufre de un exceso de agua. Y según los expertos, el exceso de riego es el causante número uno de que las plantas de interior mueran. Asegúrate de que la maceta tenga un drenaje adecuado.

3. Hojas inusualmente pálidas
Esto quiere decir que la planta tiene hambre y deberías abonarla con más frecuencia. También sería conveniente cambiarla a una maceta un poco más grande, y añadirle fertilizante.

4. Hojas anaranjadas, exceptuando los nervios que continúan verdes
Esta es una clara señal de falta de hierro, el cual es clave en la formación de la clorofila. Puedes solucionarlo regando habitualmente tus plantas con agua de lluvia.


Close
Revista Enmicasa.com © Copyright 2022. Todos los derechos reservados
Close
Powered By MemberPress WooCommerce Plus Integration