Recuperar un jardín en 5 pasos

653

Si has descuidado tu jardín y el clima no ha sido tu mejor aliado, te damos 5 pasos que te ayudarán a recuperarlo en un día de trabajo metódico, y sin que sea una tarea tan trabajosa.

EMPIEZA POR PODAR
Este es el primer paso para recuperar un jardín. Antes de empezar a podar te recomendamos que quites las hojas caídas y saques las hojas de las plantas que se están en mal estado.

Luego de haber limpiado y acondicionado las plantas, poda la grama y pasa el rastrillo para limpiar.

LIMPIA LOS SENDEROS
Al terminar de podar necesitarás quitar la hierba que ha crecido sobre o al lado de los senderos o en cualquier borde que lo permita. Utiliza una pala para quebrar las raíces que han crecido para facilitarte el trabajo.

Los senderos de piedra límpialos usando un producto especial para eliminar el musgo y restaurar la piedra a su color original, o con una máquina de lavado de alta presión, que también te servirá para limpiar otras construcciones del jardín que sean de concreto y que tengan musgo.

LIMPIA LOS MUEBLES
La limpieza de los muebles la debes realizar según el material de los mismos. Un mueble de madera lo puedes limpiar con una esponja, un cepillo y detergente, dejarlo secar y luego, si está muy dañado, pasarle una lija y un producto para renovar la madera.

Para los de metal o plástico, es suficiente limpiarlos con una esponja y detergente. Si el mueble está en mal estado y quieres rescatarlo, puedes pintarlo utilizando pintura en spray.

LA DECORACIÓN
No hay mejor final para una limpieza que renovar y darle una nueva decoración a tu jardín. Compra plantas nuevas, macetas o pon algún elemento decorativo, como nuevos cojines para los muebles, un windshime, un comedero para colibrís, una fuente, hasta un columpio… ¡pon lo que te guste!

REGAR, ABONAR Y PROTEGER
Para dejar a punto un jardín no debes olvidarte de regarlo, adicionar algún abono a las plantas, y proteger los senderos y los muebles. Esto se traduce en un jardín que requerirá menos trabajo y quedará impecable.

Si es posible, te recomendamos que instales un toldo corredizo sobre los muebles para preservarlos, ya que si los cubres con nylon o plástico pueden llenarse de moho. Si tus muebles son de madera, una opción es pintarlos con un sellador o pintura protectora.

A los senderos de piedra aplícales una cobertura anti hongos u otro producto que sea específico para preservarlos.

 


Close
Revista Enmicasa.com © Copyright 2022. Todos los derechos reservados
Close
Powered By MemberPress WooCommerce Plus Integration