Los 9 pasos para hacer el mejor hummus

1K

El hummus no solo es cremoso y delicioso, sino que es rico en proteínas, fibra y grasas saludables, lo que lo convierte en la alternativa ideal a los dips tradicionales y los snacks poco saludables.

Hay tantas variaciones de hummus que puedes hacer con casi cualquier cosa que tengas en la refrigeradora, incluidas hierbas, especias y vegetales frescos muy, muy maduros que no quieres perder. Es tan fácil como mezclar un sencillo puré de garbanzos o el vegetal a tu elección, tahini, jugo de limón, sal y ajo. Pero si quieres ir más allá y realmente preparar el hummus a la perfección, te compartimos los consejos y trucos que subirán de nivel la receta tradicional (sí, la de garbanzos).

1. ¿Garbanzos enlatados o secos?

Ambas opciones funcionan dependiendo de tus necesidades. Si lo que buscas es la perfección y tienes tiempo para dejar en remojo los garbanzos durante la noche, usa los secos. Pero si necesitas ahorrar tiempo, te olvidaste de dejar los garbanzos en remojo o tienes invitados sorpresa ¡abre una lata de tu despensa y listo!

Si quieres un hummus de textura aterciopelada y vas a usar garbanzos secos, agrega una cucharadita de bicarbonato al agua en la que los remojarás.

2. Si usas garbanzos secos, cocínalos muy bien

Debes cocerlos con abundante agua, una pizca de sal y al fuego o en olla de presión para ahorrar tiempo. La clave es que queden muy cocidos, no importando si se rompen un poco, ya que los triturarás. Recuerda reservar el agua de la cocción.

Consulta la guía de los granos para conocer los trucos que te llevarán a la cocción perfecta.

3. Procesador vs. licuadora

Para lograr la consistencia cremosa perfecta, utiliza la licuadora para hacer el puré y un procesador, ya que el primero lo triturará  de manera uniforme, logrando el resultado ideal.

4. El tahini

¡No dejes de usarlo! Esta pasta hecha de semillas de ajonjolí que se muelen y se agregan cuando has logrado un puré espeso con los garbanzos, es el alma del hummus, y es imposible preparar uno bueno sin este ingrediente que le da su sabor característico.

Si estás con prisa y de verdad no puedes conseguirlo, puedes sustituirlo por una cucharadita de semillas de ajonjolí que debes triturar junto con los garbanzos. Pero el ideal es que siempre uses tahini.

5. No uses aceite

Mientras que muchos agregan aceite de oliva al hummus, la receta tradicional indica mezclar todos los ingredientes solo con tahini, y usar un aceite de oliva de calidad para decorar antes de servirlo. Como el tahini es grasoso y lleno de sabor, verter aceite es innecesario, además el tahini agregará miles de nutrientes saludables.

Otro punto es que cuando utilizas aceite consigues que el hummus tenga una textura más liviana, y aunque sea más esponjoso, su sabor perderá intensidad.

6. Limón y ajo

Añadir jugo de limón y ajo al hummus es imprescindible. El limón le aporta acidez y frescura, mientras que el ajo le da carácter. Ambos crearán un contrapunto de sabor muy característico.

7. Especias

A partir de aquí inicia la parte “libre” de preparar hummus, hay quien no añade nada más, y hay quienes incorporan algunas especias, generalmente pimienta negra recién molida y comino.

8. Textura perfecta

Ya están todos los ingredientes triturados, el sabor está en su punto, pero ¿cómo darle al hummus la textura perfecta? Aquí es en donde usarás el agua de la cocción que reservaste… Ve añadiéndola poco a poco mientras sigues triturando hasta obtener la textura deseada, que no sea pastosa impenetrable, pero tampoco tan líquida como una crema de vegetales. Debe quedar una consistencia “untable”.

Conseguir esa textura perfecta, dependerá de que añadas el agua poco a poco y vayas probando si es necesario rectificar algún ingrediente: sal, comino, limón…

9. Presentación y temperatura

Sírvelo en un recipiente hondo creando una forma bonita con un cuchillo, a manera que quede “un canal” en el que puedas poner en el interior un chorro de aceite de oliva extra virgen de buena calidad. Esparce una pisca de pimentón por todo el hummus.

Sírvelo a temperatura ambiente, nunca frío ni caliente.

Un twist

Combina aguacate y hummus para obtener una versión llena de sabor y cremosidad. Simplemente agrega trozos de aguacate, un poco de cilantro y comino mientras se trituras los garbanzos. Sirve con chips de pan de pita integrales, nachos o crudités, será el bocadillo perfecto 😉

Recetas

hummus-de-remolacha-y-lentejas
Hummus de remolacha y lentejas
Este hummus de remolacha y lentejas es una alternativa muy colorida y que además logra una consistencia única ¡tienes que probarlo!
Receta
hummus-de-zanahoria
Hummus de zanahoria
Este hummus de zanahoria nos encanta porque es un aperitivo maravilloso. Facilísimo de preparar y super rico. ¡No te lo pierdas!
Receta

Close
Revista Enmicasa.com © Copyright 2022. Todos los derechos reservados
Close