Guía de los enlatados

1.7K

Los alimentos enlatados tienen seguidores y detractores, representan practicidad en la cocina, pero su aspecto nutricional algunas veces está en duda. Lo cierto es que nos facilitan la vida, pero aunque suenen maravillosos, siempre existen factores secundarios que pueden dañar o alterar su contenido. Te damos algunos consejos para que los disfrutes y aproveches sin ningún inconveniente:

Ventajas y desventajas

  • Practicidad: pueden ser consumidos en cualquier lugar ya que no requieren preparación.
  • Mejor asimilación de las proteínas: ciertos pescados enlatados como las sardinas o el atún aportan proteínas que son mejor asimiladas por el organismo cuando el alimento viene en esta presentación.
  • Mayor aporte calórico: generalmente la comida enlatada contiene más calorías y grasas que los alimentos frescos.
  • Presencia de Bisfenol A (BPA): este químico tóxico utilizado para separar el alimento de la lata es agresivo para el organismo. Aunque actualmente muchos de los enlatados traen un recubrimiento con barniz natural que evita el contacto del alimento con el metal.
  • Niveles altos de minerales: la mayoría de comida enlatada contiene altos niveles de minerales especialmente sodio, que llega a quintuplicarse respecto de los alimentos en estado fresco, siendo perjudicial especialmente para personas con hipertensión.
  • Concentración excesiva de ácidos grasos: normalmente las latas contienen una mayor concentración de ácidos grasos como el omega 3.

Tips

  • Puedes reducir el contenido de azúcar y sal enjuagando las frutas y verduras enlatadas en un colador y consumirlas sin el almíbar.
  • En enlatados de frutas, escoge las opciones que se envasan en jarabe ligero o en jugo.
  • Para los enlatados de verduras, escoge las opciones de bajo contenido en sodio o sin sal agregada.

Latas golpeadas

Esto indica que el producto en su interior se encuentra en proceso de descomposición. Lo más probable es que la lata se haya dañado por un golpe, creando el medio ideal para la proliferación de bacterias.

Al golpearse las latas, el barniz del interior puede desprenderse y, por oxidación, cambiar el sabor de los alimentos. Revisa muy bien que la lata no tenga ningún golpe, esto evitará que te lleves una sorpresa de mal sabor, o un producto en proceso de descomposición.

Limpieza

Recuerda que en el exterior la lata se encuentra expuesta, es vulnerable al polvo, roedores, las manos de quienes las transportan, etc. Es por eso que es muy importante que siempre laves las lata antes de usar su contenido.

Sobrantes

Cuando te sobre algo de tus enlatados y quieras conservarlo lo mejor es vaciar el contenido en un recipiente de vidrio con tapa. Consúmelo en la misma semana que lo abriste.

Vida útil

Los enlatados deben ser almacenados fuera de la luz solar directa, a una temperatura equitativamente constante de menos de 23°C.

Si la lata no está fechada, utiliza la fecha de compra como fecha de partida. Los productos enlatados con un alto nivel de ácidos, como los tomates o algunas frutas, conservarán su pico de sabor durante 12 a 18 meses. Las carnes, los pescados y los vegetales mantendrán su máxima calidad durante 2 a 5 años. Estas son reglas generales.

Eliminación

Cuando vayas a desechar algún alimento enlatado que se arruinó, es recomendable que utilices guantes. El botulismo puede ser transferido dentro del cuerpo a través del contacto con la piel. Asegúrate que lo que estás desechando no sea accesible para otras personas o animales. Limpia con cloro la superficie que haya estado en contacto con los alimentos podridos.


Close
Revista Enmicasa.com © Copyright 2022. Todos los derechos reservados
Close
Powered By MemberPress WooCommerce Plus Integration