Guía del chutney

2.1K

El chutney es una bomba de sabor originaria de la India. Este condimento agridulce, es una confitura que se elabora con frutas o verduras cocidas en vinagre, especias muy aromáticas y azúcar. Hay tantas combinaciones como ideas, es como las ensaladas, puedes hacer chutney de uno o varios vegetales mezclados y también de frutas.

Son exquisitos para acompañar cualquier plato de carne o pescado, patés o simplemente para degustarlos recién hechos. Pueden tener una textura fina o con trozos, pueden ser suaves o muy picantes y hay chutneys que se pueden elaborar casi sin cocción y otros que necesitarán hasta dos horas de reducción en el fuego.

El chutney es muy fácil de elaborar, así que si te gustan los sabores muy especiados, agridulces y picantes, que potencien el sabor de cualquier plato, no dudes en preparar tus propias combinaciones.

Ingredientes

  • Frutas y verduras: son los principales ingredientes de un chutney. Si tienes frutas o verduras verdes o insípidas ¡aprovéchalas! son perfectas para esto. Las más habituales son piña, manzana, melocotón, albaricoque, tamarindo, mango, zucchini, tomate, berenjena y cebolla.
  • Vinagre: puedes usar cualquier vinagre, pero el ideal es el de manzana.
  • Especias y condimentos: se agregan para conservar el chutney y darle variedad. Los condimentos más usados son pimienta, chile, canela, ajo, jengibre, mostaza y cebolla. Algunas especias se usan enteras, sobre todo la mostaza en grano.

Tip: cuando la receta te indique las especias molidas, te recomendamos comprarlas enteras y molerlas en casa, el aroma mejorará muchísimo.

  • Azúcar: se puede usar cualquier clase de azúcar: granulada, cristalizada o morena. Normalmente se elige azúcar morena por la riqueza de color y aroma.

Utensilios

Lo mejor es elegir ollas de acero inoxidable o de esmalte, con un buen revestimiento interior antiadherente. No uses hierro, ni cobre, ya que los chutneys llevan una alta proporción de ácido (vinagre), por lo que no deben usarse metales oxidables.

Si los ingredientes requieren ser colados, evita usar coladores de metal porque podrían dejar un gusto amargo. Elije frascos tipo mason jar con tapaderas herméticas y forradas de plástico para guardarlos.

Método

Preparar chutney es similar a preparar mermeladas. Empieza por pelar, limpiar y deshuesar las frutas y verduras y luego trocéalas. Ponlas en una olla, agrega el vinagre, las especias y el azúcar y cocina a fuego lento hasta que el azúcar esté disuelta. Lleva a ebullición.

Deja cocinar la mezcla hasta que espese y no se vea líquida. El tiempo de cocción depende de la dureza y la cantidad de ingredientes, pero generalmente son entre 20 a 60 minutos.

Al terminar puedes envasar el chutney en frascos de conserva esterilizados. Puedes comerlos recién hechos, pero lo ideal es esperar unos dos meses antes de consumirlos.

Tip: para evitar que los frascos exploten al verter en ellos el chutney hirviendo, puedes calentarlos poniéndolos en una bandeja dentro del horno al mínimo, tápalos inmediatamente después de llenarlos, con discos de papel parafinado y ajusta bien las tapas.

Para conservarlos

Se conservan hasta por 2 o 3 años, lo cual no es extraño, ya que contienen sal, vinagre, especias y azúcar, los cuatro mejores conservantes. Es conveniente que etiquetes los frascos indicando el tipo de chutney y la fecha.

Guárdalos en un lugar fresco, oscuro, seco y ventilado. Los chutneys mejoran con el tiempo, por eso conviene dejarlos reposar 2 meses antes de consumirlos.

Cómo utilizarlos

¡Son maravillosos! Los chutneys tienen el poder de enriquecer multitud de platos de la forma más sencilla. Su versatilidad permite combinar cada plato con el tipo de chutney más conveniente. Estas son algunas combinaciones:

De contraste

Chutney picante con carnes suaves (cordero, pollo, conejo, pavo…). La intensidad de este tipo de chutney se adecúa perfectamente a la suavidad de la vianda. También puede servirse con arroz basmati.

De especias

Para los fanáticos de la comida especiada, el chutney picante o agridulce con ensaladas, platos al curry, pescados o la carne de cerdo, es lo indicado. Todos ellos admiten multitud de especias cuyo sabor se potenciará con el chutney.

Dulce

El chutney dulce es perfecto para hacer canapés o postres. Combínalo con quesos suaves, cremas de quesos, patés o tostadas de pan.

Para asados

Puedes combinar las carnes asadas con cualquier tipo de chutney, pero el picante es el que más realza su sabor.

Con ahumados

Cualquier carne ahumada combina de lo mejor con chutneys agridulces.

Recetas para practicar

chutney-melocoton-sq2
Chutney de melocotón
Este chutney está riquísimo, tiene un sabor dulce y afrutado perfecto para acompañar una tabla de quesos junto a un buen vino o un pavo rostizado.
Receta
Chutney de peras
Además de lo rico que resulta como acompañamiento o condimento de carnes y cereales, este chutney es de un sabor más suave y muy fácil de hacer.
Receta
chutney-de-moras
Chutney de moras
Un chutney es una gran idea para no deshacerte de las frutas que ya están maduras, este de moras queda perfecto para acompañamientos y picadas.
Receta

Close
Revista Enmicasa.com © Copyright 2022. Todos los derechos reservados
Close
Powered By MemberPress WooCommerce Plus Integration