Guía del té frío

1.1K

Fotografía: Takes Two Eggs

A simple vista la receta de té frío es muy sencilla, pero como todo, tiene algunos secretos escondidos, esos trucos que hacen que logres un muy buen resultado. Continúa leyendo y descubre en esta práctica guía cuáles son.

No escatimes en el té

Lo que hace que un té frío sea rico, es su sabor. Si utilizas un té de baja calidad, o poca cantidad de este, lo más seguro es que quede desabrido o con un sabor poco agradable. Si vas a usar bolsas, la proporción ideal es de 2 bolsas por cada 3 tazas de agua. Y lo más importante, elige los sabores de té más fuertes.

No dejes las bolsas sueltas

Únelas todas con un nudo simple (si estás usando las que ya vienen preparadas) o átalas con un trozo de cáñamo (si las haz preparado tú). Será más fácil desecharlas de la preparación cuando vayas a servirlo.

No sobre infusiones el té

Para obtener un sabor fuerte no es necesario dejarlo infusionar por horas. Si sobrepasas el tiempo de infusión lo único que lograrás es obtener un té amargo. Es mejor añadir más té, si lo que buscas es un sabor fuerte, y eliminar las bolsitas a los 10 – 15 minutos como máximo.

El momento correcto para endulzarlo

En la elaboración de un té frío, lo mejor es evitar el azúcar, ya que lo que hace que este sea rico es su sabor perfumado. Pero si te gusta agregarle algo de dulce, el momento indicado para hacerlo es cuando el agua de la infusión aún está caliente, se diluirá más fácil.

Una buena idea es que cada quien endulce su vaso a gusto, así quienes lo disfrutan sin azúcar podrán hacerlo. Solo toma en cuenta que como ya estará frío, es mejor que ofrezcas alternativas al azúcar como stevia, mieles o un jarabe de maple para evitar los granos de azúcar en el fondo del vaso.

Olvídate de lo artificial

Cuando prepares té frío te recomendamos irte por lo natural. Si vas a agregar algún jugo que este sea natural, sobre todo el jugo de limón recién exprimido para obtener el mejor sabor.

Déjalo enfriar al ambiente

Nunca guardes el té frío en la refri aún caliente. Espera hasta que se enfríe naturalmente para meterlo a enfriar, esto hace que su sabor se conserve intacto.

Guárdalo en un recipiente hermético

El té es una bebida muy sensible a contaminarse con otros sabores, es por eso que lo mejor es guardarlo en un recipiente hermético, de preferencia de vidrio. Evita el plástico ya que podría desprender ciertos olores y arruinar tu bebida.

Para conservarlo

Se conserva bien durante 2 o 3 días en la refrigeradora, luego ya su sabor perderá intensidad, calidad y frescura.


Close
Revista Enmicasa.com © Copyright 2022. Todos los derechos reservados
Close
Powered By MemberPress WooCommerce Plus Integration