Cómo limpiar la freidora de aire

5K

¡Las freidoras de aire se han convertido en un utensilio esencial! Y no es solo por el ahorro de calorías, sino que por el poco aceite que usan, no solo puedes disfrutar de fritos con menos grasa, sino que no habrá tanta suciedad para limpiar después.

Debido a lo conveniente y eficiente que es freír con aire, es posible que limpiar tu freidora no sea tan urgente, pero limpiar al menos las partes básicas después de cada uso es importante para mantenerla en perfecto estado.

Si una air fryer no se limpia después de cada uso, las partículas de comida sobrantes pueden quedarse pegadas en lugares donde no deberían estar y potencialmente estropearla. Una freidora de aire sucia se calentará más lentamente, consumirá más energía y requerirá mucho más esfuerzo para limpiar después.

También es más probable que las partículas viejas de alimentos y los gérmenes se acumulen en la canasta y contaminen otros alimentos.

Pregunta esencial: ¿cuál es la manera más fácil de limpiarla?

Bueno, es posible que la respuesta no sea la que nos gustaría, pero la forma más fácil de hacerlo es limpiarla cada vez que la uses.

Estas son las buenas noticias: primero, no es una freidora tradicional, así que no tendrás que limpiar algo desagradable y aceitoso. En segundo lugar, la mayoría de las freidoras tienen algunas piezas que se pueden lavar en el lavavajillas, lo que hace que limpiarlas sea básicamente tan fácil como presionar el botón de «inicio» de este. Y finalmente, cuando limpias tu freidora cada vez que la usas, evitas los trozos de restos difíciles de limpiar.

Las partes que deben lavarse obligatoriamente después de cada uso son: la canasta, la bandeja y la sartén. Limpiar el interior después de cada uso también es una buena idea.

Puedes revisar la resistencia cada dos meses para ver si hay residuos de aceite. Si notas que se ha ensuciado un poco, desconecta el aparato y limpia con un paño húmedo, dejando que se seque por completo antes de volver a utilizar la freidora.

Qué no hacer al limpiar una air fryer

Realmente no hay mucho que limpiar (¡lo prometemos!), pero hay un par de cosas que definitivamente no debes hacer.

  • No uses utensilios de metal (ni puntiagudos), estropajos metálicos o esponjas abrasivas para limpiarla. La mayoría de las freidoras son antiadherentes y cualquier cosa abrasiva puede rayar el revestimiento.
  • No sumerjas tu freidora en agua. Sí, algunas partes se quitan y se limpian con agua (o en el lavavajillas), pero la unidad principal es un aparato eléctrico y se arruinará.
  • Tampoco debes usar desinfectantes, ya que estos no suelen ser seguros para las superficies que entran en contacto con los alimentos. Si eliges usar uno para mantener tu freidora libre de gérmenes, revisa la etiqueta del producto para asegurarte de que esté aprobado para superficies en contacto con alimentos. Algunos desinfectantes aprobados son el cloro, el yodo y el amonio cuaternario. La temperatura alta de un lavavajillas es otra excelente manera de desinfectar la freidora; solo asegúrate de revisar el manual para confirmarlo.

cómo-limpiar-una-air-fryer-2

Cómo limpiarla de principio a fin

1. Reúne los suministros

Antes de comenzar a limpiar tu freidora, reúne todas las herramientas y suministros necesarios:

  • Una esponja no abrasiva
  • Paños de microfibra
  • Un cepillo para fregar de cerdas suaves
  • Toallas de papel
  • Jabón para platos
  • Bicarbonato de sodio
2. Deja que la air fryer se enfríe

Apaga la freidora, desconéctala y déjala enfriar. Tardará unos 30 minutos y se enfriará más rápido si quitas las partes extraíbles: cesta, bandeja y sartén de la unidad principal.

3. Limpia las piezas extraíbles

Lava las partes extraíbles con agua tibia y jabón. Si notas que hay algo de grasa o restos de comida adherida en las piezas, déjalas en remojo en agua caliente con jabón suave durante unos 10-15 minutos, después puedes frotarlas con una esponja no abrasiva. O, siempre que sean aptas para lavavajillas, puedes lavarlas allí.

Para las partes difíciles de lavar o los residuos de comida muy rebeldes, puedes hacer una pasta limpiadora con bicarbonato y agua y frotar el residuo con esta y un cepillo de cerdas suaves. Limpia con un paño húmedo al terminar.

4. Limpia el interior

Usa un paño de microfibra húmedo o una esponja no abrasiva con un poco de jabón para platos. Luego quita cualquier residuo de jabón con un paño húmedo limpio.

5. Limpia la resistencia

Este paso no es necesario hacerlo tan seguido. Pon la freidora boca abajo y usa un paño húmedo o una esponja no abrasiva para limpiarla.

6. Limpia el exterior

Al igual que el interior, limpia con un paño o una esponja con un poco de jabón para platos. Retira cualquier resto de jabón con un paño húmedo limpio y luego pule el exterior con una toalla de papel.

Deja que todas las piezas se sequen ¡ensambla todas las partes removibles en la unidad principal y estará lista para usarse nuevamente!

Extra tips

  • Si deseas evitar que la canasta se ensucie mucho, puedes colocarle un trozo papel de aluminio. ¡Solo asegúrate de que no cubra toda la canasta o de lo contrario evitará que el aire circule!
  • Si tu freidora comienza a oler mal, coloca medio limón en la canasta o un poco de jugo de limón en la sartén. Déjalo reposar durante unos 20-30 minutos, limpia, enjuaga y seca la canasta y la sartén.

Close
Revista Enmicasa.com © Copyright 2022. Todos los derechos reservados
Close
Powered By MemberPress WooCommerce Plus Integration