La wafflera

1.5K

La wafflera, es simplemente uno de los mejores inventos en el mundo del desayuno. De hecho, es muy versátil y puedes usarla para hacer muchas otras recetas además de waffles, como pizzas, brownies, sándwiches y hasta huevos.

Tanta bondad también necesita cuidados, especialmente si quieres tener wafflera para un buen rato. Así que, aquí te damos algunas recomendaciones.

Qué no debes hacer

  • No la limpies cuando aún esté caliente. Deja que se enfríe completamente. Esto es porque mientras se enfría su estructura interna se debilita. No verás ningún daño inmediato, pero con el paso del tiempo te darás cuenta.
  • No la sumerjas en agua. Puedes enjuagarla con agua, pero jamás es aconsejable sumergirla completamente por su sistema eléctrico.
  • No utilices limpiadores abrasivos, esponjas de acero o muy ásperas para no dañar el recubrimiento antiadherente que tiene.
  • Utiliza los utensilios adecuados, no cuchillos o cualquier clase de objeto puntiagudo para limpiarla o despegar los waffles. Estarías arruinando el revestimiento.

Un tip importante

Si deseas que dure mucho tiempo, debes aprender a limpiarla adecuadamente. Cuando se trata de consejos de limpieza, lo mejor es consultar el manual del usuario, sin embargo, te damos algunos consejos básicos para que los apliques:

Limpieza de las placas
  1. Usa una toalla de papel seca para eliminar cualquier exceso de aceite que haya quedado en ellas.
  2. Si hay restos pegados, utiliza un cepillo de dientes viejo, un cepillo de cerdas suaves o una espátula de goma para retirarlos.
  3. Si los restos están muy, muy pegados, pon encima un poco de aceite de cocina y déjalo actuar por unos minutos. Verás cómo se suavizan y podrás quitarlos con una toalla de papel o cualquier paño.
  4. Asegúrese de que las placas estén completamente secas antes de guardarlas.
Limpieza exterior

Límpiala con un paño húmedo. Puedes usar una pequeña cantidad de líquido quitagrasa si fuera necesario, o un paño humedecido en agua con jabón líquido de lavar platos.

Otros usos

¡Haz pizza!

Prepara la masa de pizza tradicional y una vez lista, divídela en dos. Estira cada parte hasta que quede lo más fina posible. Precalienta la wafflera y rocíala con aceite en spray. Luego pon la primera parte de la masa y rellénala con lo que más te guste: jamón, queso, champignones, etc. Coloca la segunda parte y cierra la wafflera. Cocínala de 3 a 5 minutos o hasta que sientas que está cocinada. Mientras se hace, corta los excedentes de masa.

Brownies

Simplemente sigue los pasos de tu receta de siempre y pon la mezcla en la wafflera, precalentada a temperatura media y ligeramente engrasada. Cocínalos durante unos 5 – 7 minutos, fíjate que estén crocantes por fuera y húmedos por dentro.

Panini

¡Úsala como una sandwichera! El tipo de cocción de este aparato hace que la superficie quede mucho más crujiente que de la forma tradicional. Si quieres innovar a la hora del desayuno haz un waffle panini: jamón, queso, albahaca, tomate y todo lo que se te ocurra.

Huevos

¡Es genial para hacer huevos revueltos! Mientras esperas que se caliente la wafflera, bate los huevos en un tazón y añádeles lo que quieras para condimentarlos: perejil, pimienta, orégano, cúrcuma, albahaca, etc. Rocía las dos placas con un poco de aceite vegetal, pon los huevos batidos y cocínalos al punto que más te gustan. Quedarán perfectos.


Close
Revista Enmicasa.com © Copyright 2022. Todos los derechos reservados
Close
Powered By MemberPress WooCommerce Plus Integration