Helados cremosos

327

¿A quién no lo ha acompañado un helado para superar los malos ratos? Y es que tener un helado hecho en casa puede llegar a ser muy reconfortante, imagínate tener la posibilidad de hacer helados cremosos al alcance de tus habilidades y con ingredientes cero complicados.

Hay dos tipos de helados cremosos: los que utilizan una base de huevo y crema suave y los que se espesan con maicena y no contienen huevo. Algunos aspectos importantes de cada tipo son: 

Los que contienen huevo

Se aromatizan regularmente con vainilla y luego se agregan otros sabores. Contiene yemas, crema, azúcar y el sabor de tu predilección.Tiene una textura más rica, así como más grasa.

Los que no contienen huevo 

No llevan un procedimiento anticipado y su textura no es tan rica aunque sí tienen mucho sabor. Contienen menos grasa pues se utiliza leche, crema o yogur.

Con una receta básica, las combinaciones son ilimitadas. Luego de añadir sabores, se agrega la crema y se bate en frío.

Si no tienes una máquina especial, puedes preparar el helado con una batidora. Con esta romperás los cristales que se forman durante el congelado y agregarás el aire necesario para que sea suave y ligero.

¿Qué hace cada ingrediente?

  • Crema: la crema para batir es la que le aportará al helado una textura rica y cremosa, a diferencia de la crema regular. 
  • Leche: hay muchas variedades de leche en el supermercado: entera, 2%, descremada, delactosada, semidescremada, delactosada descremada. No uses leche descremada pues no contiene la grasa necesaria y el resultado será aguoso.
  • Huevos: estos permiten que la grasa y el agua se mezclen mejor y añade cremosidad al helado, además hace que no se derritan tan fácilmente.
  • Endulzante: regularmente se utiliza azúcar porque se disuelve rápidamente y agrega textura. Puedes usar azúcar morena, miel de maple, miel de abeja o sustitutos.
  • Maicena: se utiliza en las mezclas sin huevos.
  • Sabores: la vainilla es la más utilizada. Pueden agregarse también chocolate, frutas, jarabes, galletas, dulces.

Receta básica

Entre los beneficios de preparar helado en casa está uno muy importante: tú controlas los ingredientes. Aunque honestamente, esta no es una receta de bajas calorías y te dará todo el apapacho que necesitas, la gran ventaja es que no contiene productos sintéticos ni químicos innecesarios y es una base formidable para agregar cualquier sabor.

Helado cremoso

Ingredientes

  • 2 ½ tazas de crema para batir fría
  • 1 lata de leche condensada
  • 1 cucharada de vainilla
  • 1 pizca de sal

Elaboración paso a paso

  • Coloca en un recipiente amplio la crema para batir, tiene que estar fría. Bate por 5 minutos a velocidad alta o hasta que el volumen de la crema se duplique y sea cremosa.
  • Integra a la crema la leche condensada fría, vainilla y la pizca de sal. Mezcla nuevamente a velocidad baja durante 5 minutos.
  • Coloca la mezcla en un recipiente apto para congelador y refrigera durante 30 minutos. Después de este tiempo, saca y revuelve la mezcla congelada suavemente hacia adentro sin olvidar llevar las paredes hacia el centro.
  • Repite 5 veces este procedimiento hasta que la mezcla esté cremosa y suave.
  • Una vez que ya tienes la base puedes agregar cualquier sabor: frutal, de galletas y hasta queso. Cuando mezcles los ingredientes es importante que lo hagas de forma suave para que el aire de la base escape lo menos posible.
  • Ya que tengas tu helado de sabor cubre con film plástico tocando toda la superficie de la preparación para que no se haga una capa dura encima, quede cremoso y fácil de manejar. Congela por 6 horas y ¡listo!

Notas

Algunas ideas de sabores
Galletas oreo: mezcla en el procesador o en la licuadora 8 galletas con todo y relleno hasta que quede una especie de pasta. Integra en la base con movimientos envolventes y suaves.
Frutas: agrega en la licuadora ¼ de taza de leche con la fruta de tu preferencia y muele con cuidado haciendo que la mezcla quede más pastosa que líquida.
Queso y mora: coloca en la licuadora ⅔ de barra de queso crema y tres cucharadas de mermelada de mora hasta que quede mezclado e integra a la base.
Vainilla: este helado puede ser el perfecto acompañante para tu café y preparar en casa un affogato. Lo único que debes hacer es integrar más vainilla, si es posible de vaina natural y es todo.
Café: ¡queda delicioso! Solo agrega ¼ taza de esencia de café a la mezcla y ¡listo!

Close
Revista Enmicasa.com © Copyright 2022. Todos los derechos reservados
Close