Mantén tu cafetera a punto

110
2

La mejor parte de cualquier comida es la sobremesa y la mejor parte de la sobremesa está en un café recién hecho y calientito.

Cualquiera que sea el modelo de tu cafetera, todas tienen una cosa en común: un ambiente húmedo donde el moho y las bacterias pueden crecer, esto unido a los residuos aceitosos, depósitos de agua dura y otras impurezas que se acumulan con el tiempo, ralentizan el funcionamiento interno de tu máquina e influyen en el sabor del café.

Te damos dos sencillos pasos para mantener tu cafetera en condiciones óptimas:

Todos los días:

Lava las partes desprendibles de tu cafetera: la jarra, la cesta del filtro, etc. Hazlo con agua jabonosa caliente para quitar el café y el aceite.

También limpia el exterior y el plato de calentamiento. Otra buena idea es dejar la tapa del depósito abierta para que seque más rápido ya que los gérmenes ¡aman la humedad!

Una vez al mes:

Llena el depósito de agua con una mezcla 50/50 de vinagre blanco y agua. Enciende la cafetera y deja pasar varias tazas sin vaciar por completo el depósito, apágala y deja reposar durante una hora. Vuelve a encender la cafetera para completar el ciclo y tira la mezcla de vinagre.

Llena el depósito con agua y deja correr unas cuantas veces hasta que el olor del vinagre desaparezca.

¡Listo! Tu cafetera estará siempre en óptimas condiciones.


Close
Revista Enmicasa.com © Copyright 2020. Todos los derechos reservados
Close