Utensilios: mortero

97
0

El mortero es uno de los utensilios de cocina más antiguos. Tener uno es necesario, ya que se utiliza para reducir a polvo o pasta especias, hierbas y otros ingredientes.

No es difícil usarlo, con solo un poco de práctica verás lo fácil que se hace. Un tip importante es no golpearlo de manera violenta con el mazo, fuerte sí, pero no tanto que lo dañe, es mejor girarlo y presionar dando pequeños toques rítmicos.

Existen morteros de diversos materiales, pero los mejores son los de materiales resistentes y duros porque no se desgastan y no contaminan el machacado. Cerámica, mármol, y madera de olivo, son los más adecuados. No es recomendable que sean de madera blanda, ya que van acumulando residuos en sus paredes.

Al momento de escoger un mortero te recomendamos que te fijes en su peso, un mortero pesado te permitirá trabajar más fácilmente. Otro detalle importante es que tenga una buena base.

¿Cómo se usa?

1. Utiliza el mortero sobre una superficie estable.

2. Tuesta las semillas antes de molerlas, esto realza los sabores y aromas, y facilita molerlas.

3. Agrega sal gruesa para moler, el resultado al moler será más fino.

4. Apoya el mortero sobre un paño, se reducirá el ruido y proteges la superficie donde lo apoyas.

5. Recuerda utilizar tu mortero sobre una superficie estable.

¿Por qué deberías preferir un mortero a una batidora u otro utensilio más moderno?

Estas son algunas razones:

– No contaminan, ya que no utilizan energía eléctrica.

– ¡Duran muchísimo! podrás heredarlo de generación en generación.

– Hay preparaciones en las que si utilizas este utensilio el resultado es único, como en las que son a base de piñones o ajo, obtienes resultados cremosos y densos, mientras que con un procesador de alimentos se obtiene un compuesto granulado. Para obtener la verdadera salsa de pesto, o para pulverizar las hebras de azafrán.


Close
Revista Enmicasa.com © Copyright 2020. Todos los derechos reservados
Close
Close