Eligiendo tu mascota ideal

1.2K
¿Está pensando en integrar una mascota a la familia? Esto es todo lo que debes saber.

Todos nos hemos visto en un momento en la vida con el deseo de tener un compañero, ya sea un perro, un gato, un ave, una tortuga, peces, etc.

Antes de tomar la decisión, toma en cuenta lo siguiente:

  • Necesidad: cada animal, dependiendo de su especie tiene demandas distintas de cuidado, alimentación, compañía y salud. Si no conoces mucho, debes investigar antes e informarte si estás en la capacidad de cubrir dichas necesidades.
  • Tiempo de vida de cada animal: Por ejemplo, los perros viven aproximadamente entre 10 y 15 años dependiendo de la raza y el tamaño. Este dato es muy importante, ya que al adoptar o comprar una mascota, estamos adquiriendo el compromiso de cuidarla el resto de su vida.
  • Hábitos: ciertos animales tienen hábitos que pueden no ser agradables para todas las personas. Un ejemplo son los conejos, que suelen hacer madrigueras en los jardines. Si crees que esto pueda ser un problema a futuro, es mejor considerarlo.
  • Presupuesto: existen mascotas que representan gastos muy elevados de cuidado como los caballos, por el contrario, las tortugas o los peces guppies podrían no ser un desbalance en tu presupuesto mensual.
  • Salud de las personas que convivirán con la mascota: tomar en cuenta factores como alergias, asma o problemas respiratorios de quienes convivirán con la mascota. Lo mejor sería consultar primero con el médico tratante para ver si es recomendable agregar a la familia ese nuevo miembro, o si este puede causar problemas de salud.
  • Higiene: cada especie tiene distintos hábitos al hacer sus necesidades. Asimismo, algunos las hacen más seguido y en mayor cantidad que otras. Si la limpieza de las necesidades de tu futuro compañero puede representarte una dificultad, es mejor que busques el que mejor se ajuste a tu disponibilidad.
  • Apego: los animales domesticados tiene una necesidad mucho mayor de apego al humano que los salvajes. Los perros son la especie con más necesidades de este tipo, ya que viven en manadas. Es un tipo de mascotas que requiere mucho más tiempo de cariño, juego y compañía. Por el lado opuesto, un pez no siente la necesidad de compañía del ser humano.

Lo importante es ser verdaderamente conscientes sobre nuestra capacidad de tiempo, espacio, paciencia, tolerancia, así como de nuestra capacidad monetaria para la manutención.


Close