Entrena a tu mascota

752

Mientras es un cachorro no te importará que se suba en ningún lado, si se come un mantel te hará una gracia tremenda; pero, ¿querrás que se comporte así cuando sea mayor?

¿Sabes que entre las principales causas de abandono de un perro se encuentran los problemas de comportamiento de este? Por eso, educar a tu mascota es la mejor forma de acogerla en tu hogar.

Sigue estos pasos

Su nombre

El primer paso es asegurarte de que tu perro aprenda su nombre lo más pronto posible. Puedes lograrlo fácilmente llamando su atención y repitiéndole su nombre. Una vez se acerque o reaccione al nombre, refuerza la idea dándole un premio con actitud positiva.

La caminata

Otro paso importante es la caminata, ya que una de las actividades esenciales para entablar una buena relación con tu mascota es ejercitarla. Los perros son diurnos y les gusta salir a caminar en las mañanas. Además, deben liberar energía, si no lo hacen, las drenan haciendo travesuras.

6 consejos que harán de la caminata un medio para educarlo
  1. Camina delante de tu perro, así tu perro te visualizará como líder. Por el contrario, si él te controla en la caminata ya no será obediente ni dentro ni fuera de tu hogar. Debes ser el primero en salir a la puerta y el primero en entrar. Tu perro debe permanecer a tu lado o detrás de ti.
  2. Utiliza una correa corta. Esta te dará mayor control. Al colocarla en la parte superior del cuello, te ayudará a comunicarte con tu perro más fácilmente, guiándole y corrigiéndole.
  3. Prepárate para caminatas largas. Recomiendo reservar de treinta minutos a una hora completa cada día. Las necesidades específicas de cada raza difieren. Consulta a tu veterinario y observa el comportamiento de tu perro para determinar el tiempo.
  4. Recompénsalo durante la caminata. Si tu perro se comporto bien, prémialo con breves pausas en las que haga sus necesidades y husmee. ¡No olvides de recoger los desechos de tu perro!
  5. Sigue liderando, incluso después de la caminata. Demanda que tu perro espere pacientemente mientras guardas su correa o te quites los zapatos. Establece reglas y límites necesarios para que sepa cómo comportarse bien dentro de tu hogar.
  6. Premia a tu perro. Al proporcionarle comida después de la caminata, haz permitido que tu perro «trabaje» por su alimentación.

La rutina

Generar un horario de paseo y de comida es básico. Esta rutina tiene que asegurar que sus necesidades físicas sean satisfechas, es decir que los paseos y la cantidad de comida deben ser de la duración adecuada para cada raza y para cada etapa de crecimiento.

Varios especialistas en comportamiento canino coinciden en que estos espacios deben ser también momentos de entrenamiento. Hay que buscar la calma y el comportamiento sumiso antes de darles el paseo o de servirles la comida para evitar perros hiperactivos y velones.

Refuerza el comportamiento positivo

En todo el proceso es necesario reforzar el comportamiento positivo y no premiar los negativos. Es decir, si el cachorro desafía una orden, se debe evitar premiarlo con caricias, objetos o comida. Además, cuando demuestras una actitud de líder, se establece una jerarquía y así es más fácil que tu mascota siga las instrucciones.

Además de evitar daños en los hogares, adiestrar un perro desde cachorro también asegura su bienestar. Si un perro siempre sigue las órdenes de su dueño, es más fácil evitar peleas, situaciones de peligro e incluso que consuma alimentos que no debe.


Close
Revista Enmicasa.com © Copyright 2022. Todos los derechos reservados
Close
Powered By MemberPress WooCommerce Plus Integration