Cuando celebres un baby shower

804

Fotografía: Kara’s Party Ideas

Un baby shower no es solamente una reunión, es un momento especial de celebración para la madre o los padres y el bebé, y uno que recordarán siempre. Es por eso que, ya sea que planees una gran fiesta o algo íntimo con familiares y amigos cercanos, el enfoque debe centrarse en ellos.

Antes de comenzar el proceso de planificación, te recomendamos, si eres el anfitrión, que tengas una conversación con los homenajeados para evaluar y tener una idea de lo que tienen en mente y necesitan.

Hemos hecho un plan e ideas aprobadas por expertos, además de algunos tips de etiqueta.

1. Haz listas

Es importante tener todo organizado antes del día. Nuestra herramienta infalible para cualquier fiesta que organices: ¡las listas! Para ser más eficiente haz listas separadas para organizar la comida, los invitados, las decoraciones, los juegos, lo que sea. Escribe todo para poder realizar un seguimiento. Guarda las listas en tu teléfono para poder agregar pendientes tan pronto como se te ocurra algo nuevo.

2. Establece la fecha

Los baby showers generalmente se llevan a cabo durante los últimos dos meses de embarazo. Consulta con la agasajada la fecha y hora que mejor se acomoden para ella. Este período de tiempo también te dará mucho tiempo para organizar los regalos después del baby shower y decidir qué necesitará comprar antes de que llegue el bebé.

3. ¿Uno o varios anfitriones?

Cualquiera de las dos opciones está bien. Esta persona o grupo de personas generalmente estará a cargo de todos y cada uno de los planes previos al evento y de la ejecución de este.

La única contribución que la mamá o los padres deben hacer es proporcionar un registro, si lo tienen, y una lista de a quién les gustaría invitar y sus datos de contacto, si es necesario. Los anfitriones están a cargo de elegir el lugar (o casa para organizar la fiesta), crear y enviar invitaciones, recopilar confirmaciones de asistencia, decorar, ordenar o preparar alimentos y bebidas, y también coordinar cualquier actividad que pueda tener lugar, desde la apertura de obsequios, hasta los juegos.

4. ¿Segundo Baby shower?

La etiqueta dicta que un baby shower para una mamá por segunda o tercera vez debe ser una celebración más íntima, con amigos cercanos y familiares directos únicamente, que la que se da en honor al primer bebé.

Después de un primer bebé, generalmente los padres tienen la mayoría de los artículos que necesitan y lo adecuado es tener un sprinkle, que es simplemente una versión más pequeña de un baby shower en la que se dan regalos más específicos como ropa, pañales o biberones, por ejemplo.

5. Define un tema

Considera la época del año, el número de invitados y el presupuesto. Si la lista de invitados es grande o si tienes un presupuesto más grande, considera un hotel o restaurante cercano, si es algo más íntimo, las fiestas en el jardín son las ideales. La instalación, el catering y la limpieza estará a cargo de su personal, de modo que el anfitrión pueda sentarse y disfrutar del evento.

Definido o anterior será muy fácil escoger el tema. Algo importante es que lo converses con los agasajados, si no es una fiesta sorpresa.

6. Las invitaciones

Aunque una llamada telefónica puede ser suficiente, las invitaciones digitales o en papel son las mejores y además, honran la trascendencia de la ocasión. Las invitaciones físicas deben enviarse con al menos tres semanas de anticipación, al mismo tiempo debes tener una lista de verificación para garantizarte que hayas incluido a todos. Esto te ayudará como anfitrión a contar con una lista exacta para preparar la comida, las bebidas y más.

7. Elige un Menú

Reduce al mínimo el trabajo de última hora eligiendo opciones fáciles de preparar y que se puedan comer a temperatura ambiente: quiches de queso y vegetales, ensaladas de frutas o verduras, o pizzas caseras, por ejemplo. Uno de los aspectos más importantes al organizar la comida es asegurarte siempre de haber solicitado las restricciones dietéticas de cada asistente.

Depende completamente del anfitrión si sirve bebidas alcohólicas; solo asegúrate de tener siempre suficientes opciones sin alcohol disponibles.

8. Juegos

La entrega de regalos suele ser el evento principal (aunque no es obligatorio, según varios organizadores), pero otra actividad que anima muchísimo la fiesta, son los juegos. Puedes vincularlos con el tema escogido (por ejemplo, bingo para una temática de lunares), hacer actividades en grupo o de tips para padres.

9. Los regalos

Si eres invitado, cuando asistas a un baby shower lleva un regalo, preferiblemente del registro, si hay uno. Es probable que los padres se hayan tomado el tiempo de elegir las cosas exactas que necesitan para no terminar con artículos que no usarán o que ya tienen. Si compras uno fuera del registro, simplemente incluye un ticket de cambio para que puedan cambiarlo o devolverlo cuando si fuera necesario.

Para las fiestas que se celebran después del nacimiento del bebé, las tarjetas de visita grabadas, las notas de agradecimiento y cosas similares quedan muy bien.


Close