Expresa de manera educada que no comes de todo

709

En las reuniones y celebraciones generalmente hay gran diversidad de comida, pero qué pasa cuando estás en una dieta especial o simplemente estás cuidando tu peso, ¿cómo puedes hacer para expresar de manera educada tus necesidades especiales de alimentación?

Realmente todo depende del grado de confianza que tengas con el anfitrión, pero te damos 4 consejos que nunca fallan.

Sé honesto

Expresa con honestidad tus necesidades, lo más importante para un anfitrión es que todos sus invitados sean felices, y lo último que quiere es que alguien se sienta incómodo por algo que no hizo o no proporcionó. Si no eres honesto puede que piensen que estás siendo grosero o que hay algo mal con la comida.

Dilo al momento de la invitación

Este es el momento adecuado, no lo dejes pasar. Agradece la invitación y de forma educada explica tus necesidades.

No des explicaciones tan detalladas

No es de buen gusto dar detalles, no des todas las razones por las que tienes una dieta especial. Un anfitrión educado no preguntará mucho, a menos sea para prepararte algo adecuado.

Es correcto enviar un correo

En la etiqueta moderna es correcto enviar un correo al anfitrión explicando tus necesidades. No pienses que esto es exigente. Simplemente estás dejando que conozcan tu situación.

Por último, cuando te toque ser el anfitrión, es recomendable que envíes a tus invitados el menú y preguntes de forma general si hay alguien que tenga alguna restricción de alimentos. Esto te permitirá hacer un menú más amable para todos. No es necesario que prepares comidas tan específicas, pero sí que trates de agradar en general.


Close