Tips para seguir tu dieta estas fechas

782
¡No arriesgues tu esfuerzo del año completo! Sigue estos consejos y verás como logras mantenerte bien y disfrutar al mismo tiempo.

En esta época las mesas se llenan de boquitas, postres, dulces, pasteles… ¡mucha comida!, y es por eso que es más difícil resistir la tentación y poner fácilmente en riesgo la dieta que has logrado mantener durante el año.

Te damos algunas ideas que pueden ayudarte a salir invicto sin mucho cargo de conciencia.

Moderación y equilibrio

Si se te antoja sírvete de todo, pero en pequeñas cantidades (del tamaño de una cuchara sopera), esto es mejor que comer mucho de un solo alimento. El secreto para mantener la dieta es la moderación: come a gusto, pero sin excesos. Es importante poder identificar qué comidas tienen mayor contenido calórico, por ejemplo un tamal de cerdo tiene 400 calorías (casi un almuerzo completo) y un tamal de pollo tiene de 215 a 230 calorías.

No repitas, come despacio y tranquilo.

No ayunes

No es una buena idea que ayunes todo el día para luego en la noche comer todo lo que está en la mesa. Reparte bien las cantidades de comida a lo largo del día para no afectar tu metabolismo. Además, no es nada sano pasar mucho tiempo sin ingerir alimentos: puedes afectar tu sistema gástrico.

Mejor come liviano durante el día y en las comidas fuertes, si hay una gran variedad de platos, sírvete de primero la ensalada y los vegetales, que contienen un bajo aporte calórico, y así tu plato estará más lleno antes de servirte otras preparaciones altas en calorías y grasa.

Tampoco te dejes llevar por la falta de tiempo de esta época para saltarte los tiempos de comida. Las tres comidas principales deben respetar siempre un horario que no desequilibre tu alimentación.

Usa frutas y vegetales para tus boquitas

Además de incluirlas en tu dieta, incluirlas en tus boquitas es una gran opción para reemplazar embutidos y harinas. Nuestro artículo Las claves de las boquitas saludables seguro será una gran opción para ampliar este tema.

Sírvete en platos pequeños

Cuando utilizas platos grandes sientes la necesidad de llenarlos. Mientras más pequeño el plato menos te cabrá y no comerás de más. Además, recuerda comer despacio para que sea más fácil medir las porciones y permitir al cerebro que identifique cuando estás ya satisfecha.

Mantén a raya las bebidas alcohólicas

El licor tiene muchísima azúcar, toma un vaso de agua por cada vaso de licor que consumas. Te explicamos por qué en nuestro artículo El alcohol y la pérdida de peso no van de la mano.

Toma en cuenta que: 1 cerveza tiene 160 calorías; 1 copa de vino unas 70-80 calorías; 1 onza de whisky unas 80 calorías. Para acompañar las bebidas selecciona agua mineral, agua pura y gaseosas dietéticas.

Come una fruta antes de ir a un evento

De esta manera no tendrás tanta hambre al llegar y al mismo tiempo habrás saciado la ansiedad por comer.

Un solo postre

Si hay varias opciones de postres escoge solo una y procura que sea una porción pequeña. Escoge los que están hechos con frutas.

Intenta no comer tanto afuera

La temporada se presta para estar fuera de casa, por ejemplo si vas de compras planifica que sea siempre justo después de desayunar o almorzar, salir sin hambre te beneficiará, ya que no se te antojará comer de lo que veas.

En conclusión, todo radica en la voluntad, la moderación y en que sepas decir no.


Close