Normas básicas para vivir con una mascota

62

Tus mascotas necesitan algunos espacios en casa para vivir cómodos, con higiene y en armonía.

Si estás buscando salud, felicidad, energía y mucha diversión en tu hogar, necesitas una mascota , ya que aportan beneficios a la salud emocional de niños, adolescentes y ancianos, e incluso disminuyen en los más pequeños el riesgo de sufrir alergias.

Los perros y gatos se han convertido en los animales más comunes para hacernos compañía, siendo miembros honorarios de nuestro hogar, ellos se han sabido ganar un espacio muy especial no solo en nuestro corazón sino también en nuestra casa. Pero a pesar de que quisiéramos vivir con nuestras mascotas de la misma manera que lo hacemos con el resto de la familia, debemos reconocer que son animales y definitivamente deben tener condiciones diferentes a las nuestras.

Estos son los espacios fundamentales para que vivan cómodos, con higiene y en completa armonía con el entorno.

Un espacio para dormir

A pesar de que muchas personas invitan a su mascota a dormir en su cama, lo más recomendable es que tengan la propia, asegurando un descanso seguro para ambos, además es mucho más higiénico y evitará que inhales el pelo que despide mientras duermes.

Lugar para alimentarse

Sus dos platos, el de la comida y el agua, deben estar en un lugar seco y limpio, además alejado de la cocina, esto con el fin de evitar restos de pelo y demás, que puedan generar una contaminación cruzada en el sitio donde preparas tus alimentos.

Un lugar para sus necesidades fisiológicas

En el caso de los gatos, prefieren la intimidad, entonces ubica su caja de arena en un lugar solo de poco tránsito, para que ellos estén cómodos. Todos los días debes remover los residuos de esta caja para que no se acumulen malos olores y ellos cada día la encuentren limpia manteniendo así la higiene. En el caso de los perros, busca un lugar fuera de la casa que deberás limpiar diariamente, patio o jardín o al salir de paseo, solo recuerda llevar siempre una bolsa para recoger el excremento.

Los baños

Los gatos se encargan de ellos mismos lamiéndose todos los días, así que no te generarán mayor trabajo, hay quienes los bañan muy ocasionalmente, lo importante aquí es secarlos muy bien primero con una toalla y luego con aire caliente.

En el caso de los perros, debes hacerles un baño por lo menos cada quince días o una vez al mes, eso depende de la raza y el pelaje, pero no debes exagerar en la aplicación de productos, porque puede deteriorarse el manto protector de su piel y producirse un efecto rebote que favorezca el mal olor, la pérdida de pelo o alguna alergia.

Manteniendo estos lugares en orden, convivir con tus mascotas será maravilloso.


Close
Revista Enmicasa.com © Copyright 2020. Todos los derechos reservados
Close