Dientes limpios, ¿misión imposible?

61
0

La higiene dental puede convertirse fácilmente en un gran reto, sobre todo con niños más pequeños. Varios estudios sugieren que la negativa de los niños a cepillarse los dientes es una de las situaciones que más luchas de poder genera. Pero sin duda es un hábito súper necesario de desarrollar no solo por higiene, sino por salud.

Además de que te vean lavarte los dientes, compres un cepillo llamativo y adecuado, y que los incentives de vez en cuando, te compartimos algunos consejos para que esta tarea sea más llevadera y no se convierta en un campo de batalla.

¿Cuándo debes empezar a fomentar la higiene dental?

Una de las formas de garantizar que los niños se cepillen los dientes, sin recurrir a sobornos o castigos, es empezar temprano. Los dentistas sugieren que cepillar los primeros dientes del bebé cuando aparecen, incluso limpiar las encías, puede ayudar a establecer una buena higiene dental. Al comenzar temprano, este hábito se convertirá en parte de la vida y puede causar menos luchas de poder.

¿Ayuda la rutina?

Se dice que la rutina es esencial en la vida de los niños. Los estudios sugieren que la rutina puede tener un impacto positivo en los niños que se acostumbran a comportamientos positivos debido a la exposición repetida. Las familias que brindan una estructura amorosa y consistente tienen más probabilidades de tener hijos que se cepillen los dientes y formen hábitos sin mucha resistencia.

Ocuparte de la pasta de dientes puede ser clave

Un problema común es la pasta de dientes. Generalmente a los niños no les gusta el sabor o les hace sentir algo desagradable en su boca. Si tu hijo no usa pasta de dientes, pero por lo demás está bien con el cepillado, los dentistas recomiendan que la pasta sea opcional. También hay muchos otros sabores en el mercado además de la menta, que algunos niños pueden preferir usar y que pueden reducir el problema de la negativa a cepillarse los dientes. Otra gran idea son las opciones de pastas de dientes orgánicas y naturales. Lo más importante es que encuentres una que se adapte a ellos.

Tips top

Utiliza un espejo
Pon a tu hijo frente a un espejo. No solo le parecerá divertido ver cómo se lava los dientes, sino que le permitirá darse cuenta dónde tiene que cepillar y cuáles son los distintos movimientos que tiene que hacer con las manos.

Apóyate con accesorios
¡Usa todo lo que te funcione! Cepillos de dientes lindos, timers especiales, dispensadores de pasta, estuches para guardar los cepillos ¡todo!

Felicítalo
Llénalo de felicitaciones y dile lo bien que lo hace. Pídele a tu dentista que lo felicite por lavarse los dientes solo. Esto lo incentivará a seguir haciéndolo.

Puedes ayudarlos
Lo más probable es que a los dos años los niños no se laven bien los dientes. Deja que se los lave y luego toma el cepillo tú y dile que harás “los toques finales”. Asegúrate de cepillar sobre todo los dientes de arriba y de más atrás, que son los que los niños de esta edad suelen omitir.

Una canción
Puedes escoger una canción que cante solo al momento de lavarse los dientes. Debe ser parte de su rutina cantarla antes de empezar. Será menos tedioso y sentirá que es algo divertido.

Jueguen
Una buena técnica es jugar. Lavarle los dientes sus juguetes o a su muñeca favorita antes de acostarse los motivará a lavarse sus propios dientes y le servirá de práctica. También puedes inventar juegos, como un rally que termine en lavarse los dientes… ¡Deja volar tu imaginación!


Close
Revista Enmicasa.com © Copyright 2020. Todos los derechos reservados
Close