9 consejos para evitar el desperdicio

809

El mundo desperdicia alrededor de 1.4 miles de millones de toneladas de lo que produce en alimentos. Estos desperdicios producen 3.3 miles de millones de toneladas de gases de efecto invernadero a la atmósfera del planeta, y 842 millones de personas sufren de hambre crónica.

¡Alarmante! ¿no crees? Es hora de involucrarnos y reduzcamos el desperdicio. Desde casa puedes colaborar con el planeta cambiando tus hábitos de consumo y desperdicio. Aquí te damos nueve ideas que puedes implementar fácilmente.

Compra lo que realmente necesitas

Evita la improvisación. Una buena idea para lograrlo es elaborando un menú de la semana (puedes inspirarte en los nuestros), además de ayudarte a ahorrar y comprar de forma responsable, te ayudará a seguir una alimentación más saludable.

No vayas al súper con hambre

Está demostrado que hacerlo aumenta el número de artículos que compras, la mayoría de ellos sin que los necesites. Además de afectar tu economía, podría incluso afectar tu salud y claro está, la ecología del planeta.

Prioriza

Ordena tus compras por prioridades, si llevas prisa esto te ayudará a concentrarte solamente en los productos fundamentales. Priorizar también te ayudará a que si se cruza algún antojo o te dieron a probar algún producto en los pasillos del supermercado, decidas con cabeza más fría si te conviene o no comprarlo de acuerdo no solo a lo que es más importante sino también a lo que es adecuado para una consumidora responsable.

Mantén la refrigeradora en orden

Organiza por categorías, esto garantiza la frescura y longevidad de los alimentos, y te permite ver claramente lo que tienes y lo que no. Conserva una temperatura entre 1 y 5 grados centígrados. De una temperatura adecuada depende que nuestros alimentos se mantengan en un estado óptimo para ser consumidos.

Almacena los alimentos correctamente

Sigue las instrucciones de los envases. Es importante conocer si necesitan frío y se tienen que almacenar en la refrigeradora o en el congelador o simplemente en la despensa. Con los alimentos orgánicos que no vienen envasados, igual puedes colocarles la fecha en la que los compraste para tener presente cuál es el momento idóneo para consumirlos.

Rota los alimentos

Coloca atrás los que acabas de comprar y al frente los más antiguos. Con esto evitarás el riesgo de almacenar productos enmohecidos y por lo tanto, desperdiciar.

Aprovecha los restos

En lugar de tirar a la basura los restos de comida, utilízalos en otros platillos… Las verduras para sopas, las frutas demasiado maduras batidos, pies o mermeladas. Te será muy útil este artículo para hacer de las sobras, platillos exquisitos.

Congela

Utiliza el congelador para no tener que tirar comida, es una de las mejores maneras de aprovechar la comida que va a caducar y evitar el desperdicio. Alimentos muy maduros pueden convertirse en salsas, helados o refrescos. Sigue estos consejos para hacerlo a la perfección.

Haz compost

Siempre tendrás residuos que desechar, así que ¿por qué no hacer compost con las sobras de frutas y verduras? En pocos meses tendrás un excelente abono para tus plantas. Ideal que piques los desechos orgánicos en pedazos de menos de cinco centímetros para obtener un compost en un mediano plazo. Te presentamos una guía completa para hacer abono orgánico.


Close