Cómo conservar las especias

2.1K

Organizar las especias de la cocina puede sonar a hazaña inalcanzable, pero es una tarea que nos podemos asignar en cualquier momento, no solo por una cuestión de orden y limpieza, sino porque son delicadas.

Estas maravillas, objeto de verdadero lujo siglos atrás, hoy pasan durante meses y años olvidadas en gavetas y despensas. Es rara la cocina que no tiene tarros repetidos de orégano, hojas de laurel petrificadas o cualquiera otra sin identificar porque la etiqueta perdió la tinta hace tiempo. Solo organizándolas bien podrás aprovechar su máximo potencial y evitar que se dañen.

¿Por qué es importante saber conservarlas?

Debes saber que todas las plantas, incluidas las aromáticas, empiezan a estropearse en el mismo momento que se recolectan, se muelen o se tuestan. El deterioro que sufren es más o menos rápido según algunos factores:

  • El tipo de especia de la que se trate: algunas pueden durar años y otras pierden propiedades al cabo de unos meses.
  • Procesamiento: cuanto menos procesadas están, más larga es su vida útil. Todas aquellas que se mantienen enteras tienen menos superficie expuesta a la oxidación y el deterioro es menor. Así se garantiza su calidad por más tiempo.
  • Almacenamiento: los agentes que más perjudican las especias son la luz, el calor, el oxígeno y la humedad. Por esto, los puntos clave en los que hay que centrar la atención son los recipientes y los lugares donde se van a guardar y la forma en que se manejan a la hora de cocinar.
  • El aire contamina su sabor: al tener todas las especias y condimentos juntos, sin envases herméticos, es posible que algunas traspasen su sabor profundo a otras. Por lo mismo, es mejor separar las que se usan para preparaciones dulces de las saladas.
  • Son propensas a insectos: si bien algunas especias espantan a los insectos por su fuerte aroma, como el ajo, la canela y los clavos de olor, el hecho de que sean plantas también implica que algunas larvas, arañas y otros parásitos se oculten en estas bolsas.

Consérvalas así

Lo más importante es prevenir la pérdida de sus compuestos aromáticos. Este es uno de los principales puntos débiles, pues son muy volátiles y se evaporan de manera rápida. Los siguientes consejos permiten preservarlos mejor y durante más tiempo:

  • A la hora de comprar, elige siempre que sea posible las especias enteras en lugar de las molidas
  • Hojas, semillas o granos. Como no están tan procesadas, mantienen por más tiempo su aroma. Si se desea cocinar con especias en polvo, tritúralas en casa.
  • Las especias y condimentos deben guardarse en tarros de vidrio, bien tapados y sin estar expuestos a fuentes de luz. Si vas a tenerlas fuera de la despensa, escoge botes opacos.
  • El espacio óptimo para almacenarlas es un lugar fresco, seco y oscuro
  • Es por esto que te recomendamos tenerlas dentro la despensa o algún mueble. No es aconsejable depositarlas cerca de los aparatos que emiten calor, como el microondas, el horno, el lavavajillas o la refri.
  • Compra pequeñas cantidades
  • Sobre todo cuando se usan por primera vez o muy de vez en cuando.

Otros consejos

  • No es adecuado pensar que las especias no se arruinan. Es importante llevar un seguimiento de su estado e ir desechando las más viejas.
  • Algunas señales de que ya no están en su mejor momento es la pérdida de color o la aparición de un sabor almizclado. En algunas especias más delicadas pueden, incluso, aparecer pequeños bichos. Un buen truco es apuntar la fecha en la que se han adquirido en un lugar visible y mantenerlas bajo un orden de antigüedad.
  • Cuando se usan cucharas y otros utensilios para servir los condimentos y especias, deben estar bien secos. Si se humedecen, lo primero que se ve afectado es el aroma. Y sin él no se consigue el toque que necesitas en tus recetas.
  • Pon granitos de arroz en algunos envases, estos absorben la humedad de cualquier especia o condimento, por lo que te permite conservarlas secas.

¿Cuánto tiempo duran?

Cuando las trituradas en casa duran más tiempo. Si se tienen en cuenta los condicionantes anteriores y los consejos para conservarlas, su duración puede ser larga. Además, es diferente según el grado de procesamiento y de su tipo.

Las plantas y hierbas secas como el romero, la albahaca, la menta, la salvia o el perejil pueden durar entre 1 y 2 años. Las especias en polvo como la cúrcuma, el curry o la paprika unos 2 años. Si se trata de las enteras, ya sea en grano o en semillas, su vida se alarga hasta los 3 años. Este es el caso de las ramas de canela, el clavo de olor o las semillas de comino y cardamomo.

No obstante, es importante que estés atento a su aspecto y deseches las que pierdan color o las que dejan de tener olor. Aunque no son nocivas para la salud, no están en óptimas condiciones y el resultado esperado en tus platos podría no ser el deseado.


Close