Cómo guardar el cilantro

3K

El cilantro es una de las hierbas frescas que más sabor da a todo tipo de platos, pero también una de las que más rápido se marchita y pierde su consistencia natural. Si te descuidas y no le das el cuidado que necesita, posiblemente cuando vayas a usarlo, te darás cuenta que se ha estropeado en nada. 

¿Cómo puedes conservar el cilantro durante semanas sin que se estropee? Toma nota de estos sencillos trucos e ideas.

Con capas de papel

Lava el cilantro con agua fría y corta los extremos que veas secos. Seca muy bien las hojas. Es importante que no quede nada de humedad, así que dale el tiempo necesario para asegurarte de que quede perfectamente seco.

Por último, escoge un tupper apropiado para el tamaño y coloca un papel en su base. Pon algunos tallos de cilantro encima y después, vuelve a colocar otra capa de papel. Repite la operación con todas las capas de papel-cilantro que quepan. Solo debes recordar que la última capa que quede por encima debe ser de papel.

En agua

Lava el cilantro y ponlo en un jarrón cubriendo las raíces con agua. De esta forma, y como si se tratara de una flor, conseguirás alargar su vida durante varios días. Recuerda cambiar el agua todos los días y guardarlo en la refrigeradora.

En papel de aluminio

Mantener el cilantro en un lugar fresco te ayudará a que no pierda su color ni su sabor. Empácalo en papel aluminio y guárdalo en la refrigeradora. ¡Verás lo bien que se mantiene!

En una bolsa de plástico

Lava bien las hojas de cilantro con agua fría. Cuando estén secas, guárdalas en una bolsa o funda de plástico para congelar y guárdalo en la refrigeradora. Con este truco, ¡el cilantro te aguantará hasta quince días!

Con un paño de cocina

Tras haberlo lavado y sacudido bien las hojas, revisa que el manojo de cilantro no tenga ninguna parte dañada. Sécalo y envuélvelo en un paño de tela haciendo un rollo, de manera que el cilantro vaya quedando atrapado en cada una de las vueltas que des. Así conseguirás conservar el cilantro de una semana a diez días.

En aceite

Pica el cilantro en trozos pequeños, mételos en un tarro y añade dos cucharaditas de aceite de oliva extra virgen. Con este truco conseguirás conservar el cilantro sin que se estropee ¡hasta casi un mes!

En bandejas de hielo

Pica el cilantro con un cuchillo o córtalo con unas tijeras de cocina muy bien afiladas. Coloca un puñadito en cada uno de los huecos y cubre por completo cada espacio con agua. Congélalo hasta que esté sólido y descongélalo cuando quieras utilizarlo, dejando que el hielo se derrita. Una vez derretido, escurre las hojas y sécalas con toallas de papel.


Close
Revista Enmicasa.com © Copyright 2022. Todos los derechos reservados
Close
Powered By MemberPress WooCommerce Plus Integration