Cómo usar el papel aluminio

8.8K

El papel aluminio es un gran aliado en la cocina. No hay despensa en la que no lo encontremos, pero a pesar de esta omnipresencia, es muy importante recordar sus características para que lo utilicemos correctamente y aprovechemos todo su potencial.

El dato inicial y fundamental que debes conocer es que tiene dos lados diferentes con propiedades también distintas. El lado opaco se encarga de absorber las temperaturas exteriores, mientras que el lado brillante hace lo contrario, o sea repeler las temperaturas que llegan de fuera.

Estos son los consejos que debes tener en cuenta:

En el horno, el lado brillante va hacia adentro

Esta característica es muy importante a la hora de cocinar. Para hornear tus platos correctamente, tienes que cubrir los alimentos con el lado brillante hacia adentro. De este modo, si empacas unas papas con papel aluminio para asarla y pones el lado brillante hacia afuera, el material reflejará el calor del horno y las papas tardarán mucho más en hacerse.

Para congelar

Generalmente utilizamos el aluminio para tratar de que los productos se mantengan por más tiempo en buenas condiciones. Para lograrlo sigue el mismo principio que el horno, utilizando la parte brillante hacia adentro.

El punto de condimento

Algunas recetas aconsejan que se cocine un alimento envuelto en papel aluminio. En este caso, es recomendable recordar que este tipo de papel cierra herméticamente los productos que sometidos a un proceso de cocinado, hará que se intensifiquen sus sabores.

Es por eso que debes recordar que si condimentas demasiado, el sabor se potenciará en mayor medida, probablemente no como lo habríamos deseado.

Tip: para saber todo sobre esta técnica, haz click en Papillote: la técnica para el día a día

Grasa

No olvides engrasar levemente el aluminio antes de usarlo para hornear o preparar alimentos a la parrilla, ya que los alimentos podrían pegarse y no quedar como te gustan. Evita colocar el alimento envuelto en aluminio directamente sobre la parrilla.

Un truco: si se rompe un huevo, pero su interior permanece en la cáscara, puedes envolverlo en papel aluminio con el lado del brillo hacia adentro para guardarlo en la refri. En el momento de cocerlo no habrá ningún problema al introducirlo en el agua hirviendo.

Otros usos maravillosos

El papel aluminio es muy versátil, así que dale más oportunidades fuera de la cocina con estos consejos.

1. Ponlo de base en las gavetas de la cocina: es fácil de limpiar con una esponja húmeda y ayudará a reflejar la luz en los rincones oscuros de un gabinete.

2. Limpia tus joyas de plata: forra una bandeja de plástico con el papel aluminio (la parte brillante hacia arriba), y coloca las piezas de plata en el interior. Vierte ¼ taza de bicarbonato en un galón de agua hirviendo. Revuelve y deja en remojo durante 10 a 15 minutos ¡Listo, la plata brillará de nuevo! Puedes usarlo también con tus joyas.

3. Limpia la parrilla: una bola de papel aluminio hace rápidamente el trabajo de quitar las sobras de barbacoa quemadas. Frótalo por las rejitas y listo. El mismo trabajo hace en los sartenes que se han quedado con restos quemados (aquellos que no son de teflón).

4. Plancha la ropa más rápido: el papel aluminio refleja el calor. Coloca una hoja en la parte de abajo de la plancha y esto suavizará las arrugas un poco más rápido.

5. Afila las tijeras: usa trozos de aluminio que te hayan sobrado y dóblalos en varias capas. Haz unas siete u ocho pasadas de corte y verás lo afiladas que quedan tus tijeras. Súper fácil ¿verdad?


Close
Revista Enmicasa.com © Copyright 2022. Todos los derechos reservados
Close
Powered By MemberPress WooCommerce Plus Integration