Un truco para medir fracciones de huevo en una receta

1.7K

Te ha pasado que al adaptar las cantidades de una receta para usar un pyrex más pequeño o para hacer más cantidad, ¿te de como resultado usar fracciones de huevo? Por ejemplo 4.3 huevos, pero ¿es posible medir eso?

Aunque suene extraño y casi imposible, hay dos maneras de hacerlo, una exacta y otra aproximada, pero igualmente efectiva.

1. Huevos batidos

Es muy simple, guíate por este ejemplo y solo adáptalo a tus medidas.

Si en una receta te indican 5 huevos y para adaptarla tienes que multiplicar esa cantidad por 0.70, lo que debes hacer es usar los 5 huevos y batirlos bien, pesarlos, anotar el peso y multiplicar este por los 0.70. Ese cálculo te dará la cantidad exacta de huevo que necesitas utilizar.

Tiene un punto negativo, y es que aunque es exacta, generalmente te sobrará huevo si tu molde es más pequeño y te faltará si es más grande.

2. El truco de la leche

Este método es muy parecido al anterior, solo que en este debes enfocarte en el tamaño de los huevos, y recordar estos datos: el peso medio de un huevo mediano es de 55 gramos y el de uno grande, es 65 gramos.

Con estos datos y tomando como referencia el ejemplo anterior de los 5 huevos, si al multiplicarlos por 0.70 te resulta que necesitas 4,2 huevos, necesitarías usar 4 huevos enteros y suponiendo que sean huevos L, 65 x 0,2 = 13 gramos adicionales de huevo.

Lo primero que pensarías es que necesitas un huevo entero más, pero si no quieres tener sobras, puedes “hacer trampa” y sustituir esos 13g de huevo por 13g de leche.

Lo bueno de este método, es que funciona igual de bien tanto para reducir las cantidades como para aumentarlas.


Close
Revista Enmicasa.com © Copyright 2022. Todos los derechos reservados
Close
Powered By MemberPress WooCommerce Plus Integration