Cold brew, la forma más «in» de disfrutar el café

972

Fotografía The Wooden Skillet

La moda del Cold Brew o café infusionado en frío, comenzó en Nueva York hace algunos años y se ha extendido por el mundo. Hasta ahora, las preparaciones de café frío se hacían infusionando de forma tradicional, utilizando calor en cualquiera de las variantes, para luego dejarlo enfriar y beberlo.

En la técnica del Cold Brew se evitar el calor, se necesita tiempo -de 12 a 24 horas de reposo del café- para lograr una bebida natural, más dulce, menos ácida y con un sabor intenso y aromático…

Sí eres amante del café no debes dejar de probarlo, hoy te damos unos tips que te ayudarán a preparar el Cold Brew perfecto:

1. LA PROPORCIÓN CORRECTA
1 libra de café x 9 tazas de agua fría. A partir de aquí tú haces tus proporciones según lo que necesites. Para que el café se humedezca bien pon de primero ½ libra de café a remojar por 5 minutos en 6 tazas de agua. Luego de este tiempo agrega el resto de café y agua.

2. PARA COLAR
Utiliza un colador fino cubierto por un filtro para la cafetera o de una gasa muy fina. Vuelve a hacer el mismo procedimiento una segunda vez con un filtro o gasa nuevos.

3. EL ALMACENAMIENTO
Este rico concentrado de café debe almacenarse en la refrigeradora y diluirse con una proporción igual de agua o leche antes de servir. El concentrado puedes conservarlo en la refrigeradora por dos semanas, ya diluido debe consumirse los siguientes tres días.

4. ¿EL MEJOR CAFÉ?
Uno ligeramente tostado o uno con sabor untoso y profundo, como el africano. En Guatemala el de Huehuetenango o Antigua quedan geniales.

 


Close
Revista Enmicasa.com © Copyright 2022. Todos los derechos reservados
Close
Powered By MemberPress WooCommerce Plus Integration