Mesa de verano

677

Son múltiples las ocasiones que tenemos para sentarnos alrededor de una mesa en verano; si te gusta celebrar, hacer comidas y cenas íntimas que duren horas; saber decorar una mesa es una asignatura obligada para ti. Con estos tips, tus reuniones serán todo un éxito y tú te convertirás en un anfitrión muy trendy. El objetivo es hacer que tus invitados se lleven una impresión bonita y recuerden siempre el momento.

En verano es un obligatorio darle más frescor y un toque casual a tus comidas. Unos vasos de colores, una vajilla neutra, una linda mesa de madera sin cubrir con un mantel…
mesa de verano

Hazte estas preguntas básicas:

¿Mantel, camino de mesa o manteles individuales?

Todos y cada uno de ellos son perfectos. La elección depende más de lo que tú quieras escoger, un estilo clásico o algo más casual o moderno, y de las características de la mesa.

Si esta es bonita opta por los caminos de mesa o manteles individuales, para que sea el foco de atención y realces sus bonitas características creando una mágica atmósfera. Eso sí, no te limites a lo de siempre, el verano permite experimentar y poner la creatividad a trabajar, así que experimenta con individuales de materiales novedosos.

Por el contrario, si la mesa es sencilla y sin encanto la mejor opción es escoger un mantel. Uno que nunca falla es el clásico blanco, ya que dará la sensación de limpieza y luminosidad a la mesa y, te permitirá poner el toque de color con la vajilla, servilletas o cristalería.

mesadeverano2-799-550-500-80-c

¿Plástico o cristal?

Sin duda las vajillas son las protagonistas, ya que es el punto de partida que te servirá de guía para definir el resto de la decoración.

Las comidas o cenas al aire libre, casi siempre se asocian a vajillas menos formales, e incluso desechables. Pero esta vez te recomendamos que te olvides de esta idea y saques una vajilla de porcelana, y hagas del exterior una prolongación de tu casa. Esto hará que se sienta la energía hogareña, artesanal e íntima de todo.

Si no te sientes cómodo con esta opción, opta por las vajillas de melamina que es un material prácticamente irrompible, resistente a los arañazos y al ácido, que aguanta temperaturas desde -30ºC a los 70ºC y es extremendamente ligero y versátil. Es apilable y fácil de lavar, también puedes meterlo en el lavavajillas ¡una maravilla!

El color

En cuanto a la vajilla, puedes optar por algo clásico de colores neutros o incluso blanco, si vas a usar elementos en color, como las flores, los vasos o los servilleteros.

Úsala en color, para darle más carácter a la decoración (también aguantan más las manchas). Procura que tengan algo especial, ese Je ne sais quoi francés que no se puede explicar pero que sí se siente. Las flores y los colores alegres y vibrantes dan sensación de felicidad.

No es necesario comprar una vajilla específica para estas ocasiones, mejorjuega, combina y diviértete mezclando platos de diferentes colores, estampados y formas creando un efecto muy acogedor.

per1

Iluminación

La luz pasa a ser un imprescindible y una necesidad si se trata de cenas o comidas que se alargan hasta la noche. Existe una gran variedad de luces y lámparas, sólo tienes que escoger las que más se ajusten a tu estilo, concepto y ambiente: farolillos, guirnaldas de mesa, pequeñas luces colgadas en alto, lámparas de pie, etc. Lo que sí no puedes olvidar es de iluminar correctamente, sin quitar la magia, porque comer sin luz es muy incómodo y molesto.

Además, puedes combinar las luces con adornos colgantes para crear una mesa totalmente trendyy de carácter etéreo, obteniendo como resultado una mesa mágica.

Plantas

El color verde siempre es necesario, más si hablamos del exterior. Incorpora plantas o algo característico del ambiente a la mesa, para integrarla perfectamente.

Haz que tu mesa tenga vida con: tonalidades verdes, vegetación, plantas y flores. También puedes decorar con frutas y hortalizas enteras o introducirlas en jarrones de cristal y, jugar con sus colores.

per2

Deatalles originales

Los pequeños detalles dan el toque final. Puedes usar todo lo que se te ocurra para lograrlo, por ejemplo, si estás cerca del mar usa conchitas y palmeras, o tarros con arena para darle un estilo marinero. También puedes sorprender con jarrones transparentes o cubetas de hojalata.

Si aún no tienes muy claro cómo decorar y montar tu mesa de verano, lo que te aconsejamos es que introduzcas colores, detalles y elementos de estilo capaces de aportar elegancia y al mismo tiempo un toque casual, para crear una atmósfera refrescante.


Close
Revista Enmicasa.com © Copyright 2022. Todos los derechos reservados
Close
Powered By MemberPress WooCommerce Plus Integration