Quesos veganos

517

Fotografía: Minimalist Baker

Los quesos veganos han recorrido un largo camino en los últimos años, y los productos son cada vez mejores, más saludables y con más sabor. La idea de dejar el queso es una gran limitante para las personas que quieren probar una dieta vegana, así que si este es un cambio que estás considerando, ahora es un buen momento para darle la oportunidad a los quesos veganos.

Incluso si eres amante del queso regular, no hay razón por la que no puedas mezclar y combinar con algunas opciones no lácteas. ¡Hay espacio para todo en tu plato y en tu cocina!

¿Qué es el queso vegano?

En pocas palabras, el queso vegano es un queso no lácteo que no utiliza ningún producto animal en su procesamiento. 

En los últimos años, los quesos veganos han comenzado a incorporar alimentos únicos como base para preservar la textura suave por la que se conoce al queso lácteo. Los frutos secos y las semillas, especialmente, pueden ser una buena base gracias a su textura cremosa. Otro ingrediente genial para hacer queso casero es el tofu, ya que hecho puré combina con la textura del queso crema.

¿Cómo se hace el queso vegano?

El propósito del queso vegano no es solo eliminar la leche y la crema, también carecerá de productos animales adicionales, como caseína, suero, lactosa, ácido láctico de origen animal, cuajo y gelatina.

Los quesos veganos están elaborados con ingredientes de origen vegetal, como las semillas de girasol, las legumbres y las leches vegetales, en algunos casos a base de almendra u otros frutos secos, arroz, avena o papas.

Se agregan almidones para aportarles elasticidad, el más usual es el de papa. En cuanto a la cremosidad y textura, provienen de aceites vegetales, principalmente de coco. El sabor procede de ácidos naturales utilizados en su elaboración, como por ejemplo el jugo de limón o el vinagre de manzana. 

Para potenciar el sabor del queso, se añaden algunos ingredientes como tomate deshidratado o hierbas aromáticas. También pueden incorporarse probióticos, bacterias naturales utilizadas para la elaboración de yogurt que actúan para lograr una correcta fermentación.

Beneficios     

Los beneficios de consumir quesos veganos son múltiples. Son una alternativa con menos calorías y al no contener lácteos en su preparación, puede consumirse por personas intolerantes a la lactosa o alérgicos a ella, siempre bajo supervisión médica.

Sin embargo, no está claro si el queso vegano ofrece beneficios para la salud más allá de los del queso lácteo. Si bien el queso vegano no tiene colesterol y puede tener menos grasas saturadas, también es mucho más bajo en proteínas y calcio, a menos que esté fortificado.

Es posible que los quesos veganos tengan beneficios para la salud según la base y los ingredientes que contenga. Por ejemplo, las nueces se han relacionado con mejores niveles de triglicéridos en adultos con colesterol alto. Además, el consumo de tofu, que contiene compuestos llamados isoflavonas, se asoció con un 13 % menos de riesgo de enfermedad coronaria en las personas que consumían al menos una porción a la semana en comparación con las que consumían menos de una. 

Tipos de quesos veganos

Existen tres clasificaciones de quesos veganos:

  • El tofu: quizá el más conocido, aunque no se suele considerar como un queso.
  • Los elaborados a partir de aceites: de coco, y almidones, por ejemplo, de papa o tapioca.
  • De frutos secos y semillas: como las nueces, que aportan gran cremosidad. 

Existen quesos tipo parmesano, mozzarella, cheddar, etc. Sus usos son los mismos que los de un queso de origen animal, simplemente deben consumirse con moderación, sobre todo aquellos elaborados con aceites, ya que estos pueden estar ultrarefinados. Los quesos más saludables son los elaborados con frutos secos, debido a su gran aporte proteico.

Lee las etiquetas 

En lugar de asumir que la etiqueta «vegano» lo hace más saludable, al comprar un queso de este tipo, lee su etiqueta nutricional. Varios de estos quesos usan aceite de coco como ingrediente principal, que según la Clínica Mayo es rico en grasas saturadas. Este tipo de grasas están bien con moderación, pero para una opción diaria, escoge quesos veganos con ingredientes simples y un contenido bajo de grasas saturadas.

Algunas marcas usan aceite de coco, pero en cantidades más pequeñas, así que además de leer los ingredientes, verifica cuánta grasa saturada hay en cada porción. También asegúrate de que el contenido de sodio sea adecuado. El límite de sodio recomendado es de 2300 miligramos (mg) por día o incluso menos según tu edad y posibles problemas de salud.

Tips para cocinar con quesos veganos

Los quesos veganos no se derriten de la misma manera que los lácteos, estos mantienen su forma. A continuación encontrarás algunos consejos para cocinar con ellos.

1. Usa queso finamente rallado

Cuando se hornean, las tiras de queso vegano no necesariamente se ven como si se hubieran derretido, pero si la apariencia es importante para ti, hay un tip: cuanto más finas son las tiras, mejor se derriten, luciendo casi indistinguibles del queso lácteo.

2. Presiona el queso

Para asegurarte de que el queso a la parrilla o en quesadillas esté bien derretido, presiónalos con el lado plano de una espátula. Esto ayuda a que los pedazos se derritan y «peguen» las dos piezas de pan o tortillas.

3. Son mejores derretidos

Si bien hay maneras de usar el queso vegano crudo, tal vez espolvoreado sobre una ensalada o sobre verduras o pasta ya cocidas, no es la mejor manera de disfrutarlo, ya que generalmente tiene una textura gomosa, grasosa y harinosas.

4. Cúbrelos con papel aluminio

Por ejemplo, al cocinar una lasagna que vas a gratinar con queso, cúbrela con papel aluminio al hornearla, obtendrás un queso derretido más brillante y con mejor textura.

5. Bate al agregarlos a las salsas

El queso vegano funciona maravillosamente cuando se agrega a salsas, pero deberás batir la salsa con más fuerza que cuando usas un queso lácteo para que se derrita.


Close