Tips al medir

485

Medir los ingredientes correctamente es una de las claves para que tus galletas sean un éxito. Para mejores resultados, toma en cuenta estos tips.

Harina

Al medir harina, procura que esté suelta. Nivela la taza con una espátula o un cuchillo para que quede al ras.

Azúcar

El azúcar granulado debe medirse de la misma manera que la harina. El azúcar morena debe compactarse dentro de la taza y el azúcar glas debe estar suelta (o cernida) antes de medirla.

Grasas

En el caso de la manteca vegetal, ésta se deberá presionar dentro de la taza medidora por cucharadas o con una espátula de hule. En el caso de la mantequilla, generalmente los paquetes indican la cantidad de cada barrita, que es equivalente a 4 onzas.

Líquidos

Vierte el líquido en una taza medidora de vidrio colocada sobre una superficie nivelada. Al medir líquidos por cucharadas, llena la taza medidora sin que esta se rebalse.

Cuando se trata de medir ingredientes, una balanza para alimentos puede ser tu mejor aliada, pero no quiere decir que no puedas medir bien sin una. Puedes obtener un resultado bastante acertado si utilizas correctamente las tazas y cucharas medidoras.

Tazas medidoras para líquidos y tazas medidoras para ingredientes secos

Las ves a la par en la tienda y te preguntas si realmente necesitas las dos. La respuesta es definitivamente sí. Ambas miden, en teoría, el mismo volumen. Sin embargo cada una está diseñada para medir correctamente los ingredientes respectivos. Si mides ingredientes secos en la taza para líquidos, lo más probable es que coloques más o menos cantidad del ingrediente tratando de acercarte a la rayita. Si intentas medir líquidos en la taza para ingredientes secos, vas a derramar el ingrediente tratando de llegar al borde. Así que, para tomar la medida más precisa, deberás contar con ambos tipos de taza.

Taza medidora para líquidos

Las tazas medidoras de líquidos generalmente son recipientes grandes que miden más de una taza. Las puedes encontrar de 2 a 5 tazas. También existe la que solamente mide una taza, que tendrá líneas de medición en las fracciones de ¼, 1/3, ½, 2/3 y ¾ de taza. Lo único que debes hacer es llenar la taza con el líquido hasta la raya que indique la medida que necesites.

Asegúrate de colocar la taza en una superficie plana y nivelada. Observa la medida al nivel de tus ojos y toma la medida cuando el líquido deje de moverse.

Tazas medidoras para ingredientes secos

Estas tazas las vas a encontrar en un set. Cada set usualmente contará con las siguientes medidas: ¼ de taza, 1/3 de taza, ½ taza y 1 taza. Cada medida es individual ya que están diseñadas para llenarse hasta arriba para obtener la medida exacta.

Para medir un ingrediente seco, se coloca el ingrediente dentro de la taza con la ayuda de una cuchara, agregando más cantidad del ingrediente que la que cabe en la taza para que la medida quede “copetona”. Luego se utiliza un cuchillo o cualquier utensilio plano eliminar el exceso y nivelar la medida.

Consejos para medir ingredientes

Nivelar la taza

Al utilizar las tazas medidoras para ingredientes secos, colocar el ingrediente dentro de las tazas con ayuda de una cuchara. Llenar la taza con más cantidad del ingrediente de lo que la taza realmente mide. Luego, utiliza un cuchillo o cualquier utensilio plano eliminar el exceso, presionando el cuchillo contra los bordes de la taza. Este paso nivelará la cantidad del ingrediente y asegurará una medida precisa.

No compactar el ingrediente

No presiones los ingredientes secos dentro de la taza para que quepa más cantidad ya que esto alterará la medida.

La excepción a esta regla es al utilizar azúcar morena. Algunas veces la receta te solicitará compactar el azúcar morena, así que, si ves esta instrucción, presiónala para que quepa la mayor cantidad posible dentro de la taza.

Revisar la escritura de la receta

Siempre es una buena práctica leer la receta completa antes de comenzar. Asegúrate de entender lo que te están pidiendo ya que las abreviaciones se escriben de manera muy similar. Por ejemplo 1 cda y 1 cdta.

Revisa las cantidades y el estado del ingrediente. Por ejemplo, una receta puede solicitar 1 taza de moras o 1 taza de puré de moras, el cual se elabora con mucha más cantidad que una taza de moras.

Toma las medidas utilizando las herramientas correctas, lee la receta cuidadosamente y tomate tu tiempo con las medidas de tus ingredientes, de esta manera tendrás éxito con tu producto final.


Close
Revista Enmicasa.com © Copyright 2022. Todos los derechos reservados
Close
Powered By MemberPress WooCommerce Plus Integration