Trucos clave para que tu cheesecake quede perfecto

1.1K

Sencillo, versátil e inconfundiblemente decadente, el pie de queso eleva cualquier ocasión a algo muy especial. Y aunque esta maravilla sorprenderá sin mucho esfuerzo de tu parte, seguir estos consejos expertos, te ayudará a garantizar que el resultado final de tu pie se ¡fantástico!

Primer paso

Pon papel encerado a la base del molde y fórralo. Este paso solo lo puedes obviar si vas a usar un molde de base de cerámica.

Base crujiente

Para que la base de galleta quede crujiente, extiende la mezcla de galleta y mantequilla sobre el papel encerado que has colocado en la base del molde, presiónala muy bien con el dorso de una cuchara y hornéala durante 10 minutos a 160°C con calor arriba y abajo, déjala enfriar antes de continuar.

La temperatura de los ingredientes

Al este pie, es absolutamente fundamental usar queso crema y huevos a temperatura ambiente. Los ingredientes a temperatura ambiente se mezclan suavemente para que no obtengas un cheesecake lleno de grumos.

La batidora

Nunca uses una batidora eléctrica de aspas, ya que introduce gran cantidad de aire a la mezcla y hará que suba muchísimo en el horno y luego quedará apelmazado. Es mejor usar un batidor manual o, si necesitas usar la batidora, usa un accesorio tipo pala.

Si usas un molde de silicón

Y buscas evitar que el pie tenga grietas o se hunda al sacarlo, después de apagar el horno, deja enfriar dentro del horno con la puerta cerrada para que el enfriamiento se produzca de forma gradual.

Si usas un molde metálico

Te recomendamos hornear a baño maría, usando una fuente honda con un par de centímetros de agua. Hazlo a una temperatura que no sea excesivamente alta y sin abrir la puerta del horno en ningún momento. Cuando veas que el cheesecake esté cuajado en el centro, apaga el horno y deja enfriar con la puerta entreabierta.

Para desmoldar y que las esquinas queden nítidas

Cuando ya esté a temperatura ambiente después del horneado, cúbrelo con film y déjalo en la refrigeradora como mínimo 4 horas. Para asegurarte un desmoldado perfecto, pon un paño caliente alrededor del molde y déjalo unos segundos, verás cómo se despegará perfectamente.

No uses ingredientes descremados o light

Usa queso crema y crema agria regular, a menos que la receta te indoique específicamente productos bajos en grasa o sin grasa. Esto asegurará que el pie tenga el resultado esperado y también tenga un buen sabor.

Agrega los huevos al final

Puedes batir el queso crema y el azúcar todo el tiempo que desees (o al menos hasta que quede suave y esponjoso) sin que te altere nada. Pero los huevos es muy importante que los agregues al final y los batas hasta que estén combinados. Cuanto más tiempo mezcles los huevos, más aire incorporarás a la masa. El aire puede expandirse y luego contraerse durante el horneado y el enfriamiento, lo que causa grietas y que quede un pie apelmazado.


Close
Revista Enmicasa.com © Copyright 2022. Todos los derechos reservados
Close