Máquina para leches vegetales ¿sí o no?

1.2K

Fotografía: Mila Pflanzenmilchbereiter

Las máquinas para hacer leches vegetales son electrodomésticos con el tamaño similar al de un robot de cocina y que se caracterizan, entre otras cosas, por contar con un panel en el que puedes programar el tipo de bebida que quieres hacer. Solo debes introducir los ingredientes, pulsar el botón y ¡listo!

Cada vez hay más personas que se preocupan por lo que comen, por lo que se está volviendo realmente popular hacer la leche vegetal en casa, lo que ha llevado a que aparezcan en el mercado cada vez más máquinas para hacer leche vegetal. Pero realmente, ¿sabes que son, cómo funcionan y cómo elegir la mejor para ti? Toma nota de estos consejos.

¿Qué son las leches vegetales?

La mayoría estamos familiarizados con la leche de soya, almendras o avena. Pero las leches a base de plantas (es decir, no lácteas o veganas) realmente se pueden fabricar con nueces, semillas, legumbres, granos o incluso materia vegetal fibrosa. Desde las arvejas hasta el cáñamo, estos ingredientes de primero se remojas, luego se hacen puré, se cuelan y, a algunas veces, se hierven.

La leche resultante generalmente se endulza con cualquier cosa, desde agave hasta dátiles, y se condimenta con especias como nuez moscada y canela.

¿Por qué es mejor hacer la leche en casa?

La ventaja más importante es que será mucho más natural de las que encuentras en las tiendas, porque, aunque sea mínimo, los productos envasados contienen algún tipo de conservante u alguna sustancia que asegure una mayor durabilidad. Otras ventajas son el poder controlar mejor los ingredientes, reducir costos (algo evidente) y gestionar un proceso más ecológico en toda la elaboración.

¿Qué es y para qué sirve una máquina para leches vegetales?

Es un electrodoméstico —podrían ser un híbrido entre un procesador de alimentos y una cafetera—, especialmente diseñado para conseguir hacer leche de distintos tipos de alimentos, como frutos secos o cereales, entre otras cosas, de manera muy fácil. Reducen considerablemente el esfuerzo de nuestra parte, ya que lo único que debemos hacer es, básicamente, introducir el vegetal y pulsar para que el dispositivo se encargue de todo.

Pero ¿realmente necesitas una? La respuesta corta es que depende de tu estilo de vida y del tiempo que dispongas.

Estas maquinitas se encargarán de todo por ti, incluso de desechar la pulpa, lo único que tienes que hacer es seguir las instrucciones de los manuales de recetas adjuntos. Ni siquiera tendrás que remojar de primero los ingredientes (el remojo hace que la leche quede cremosa) porque los mecanismos y la tecnología dentro del aparato se encargarán de ese aspecto.

Hay otras herramientas que son en realidad solo molinos o incluso jarras, lo que significa que serás responsable de todo el proceso, desde remojar nueces, semillas o legumbres crudas hasta licuar, colar y, en algunos casos, hervir (lo que debe hacer con la soya para eliminar ciertos compuestos químicos).

Así que si las leches vegetales son un ingrediente básico en tu dieta, una maquina de estas, te será de gran ayuda.

¿Cómo puedes escogerla?

Para comprar la mejor máquina de leche vegetal lo primero que debes pensar es en que se adecue lo más posible a tus necesidades, toma en cuenta estos aspectos fundamentales:

Tipo

Encontrarás manuales y eléctricas. Las manuales son más baratas, pero sí que es cierto que requieren más trabajo, mientras que con las eléctricas, toda la parte engorrosa del proceso, la hará ella sola.

Tamaño

Existen modelos pequeños que están pensados para llevar y traer, sin embargo, generalmente, y sobre todo las eléctricas, son más grandes y lo de transportarlas ya resulta más complicado, puesto que no están pensadas para ello.

Funciones

Aunque hay modelos específicos para un tipo de bebida, es mejor tener una máquina que sea multifuncional, es decir, que sirva para varios tipos de alimentos y de bebidas.

Incluso encontrarás modelos que permiten hacer pasta, sopas, purés o incluso hervir agua, además de que hay algunos que se limpian solos. Geniales ¿no crees?

Complementos

En ciertas ocasiones también debes fijarte en qué complementos traen. Puede ser que incluya libros de recetas, utensilios de limpieza, vasos para remojar cereales o granos, además de otro tipo de utensilios para ayudar al usuario.

Precio

Indudablemente, este es un dato que se debe tener en cuenta en cualquier utensilio que vayamos a comprar, sea del tipo que sea. Dependeremos de nuestro presupuesto para adquirir uno u otro, teniendo en cuenta que, en este caso en concreto, las maquinas manuales son más económicas, mientras que las eléctricas dependerá del tamaño, de la versatilidad y del número de accesorios.

Al final, no hay una forma correcta o incorrecta de escoger una. Puedes decidir cómo invertir tu tiempo y dinero, siempre y cuando se adapte a tus necesidades y tengas el espacio en tus gabinetes y encimera, eso es todo.


Close