Cartuchos

6.6K

También llamados alcatraces o callas, los cartuchos pertenecen a la familia de las aráceas y son de origen africano. Su atractivo está en las vistosas y bellas flores que poseen. Las hay de prácticamente todos los colores y para todas las épocas del año.

De raíces rizomatozas hay especies de interior y de exterior, sin embargo las de interior son plantas de estación. Hay variedades de muchos colores, desde rosa hasta llegar a corintos, amarillos y los blancos que son los que abundan en nuestras regiones.

Cuidados

Los cartuchos son fáciles de cultivar en el exterior.  Mueren en verano y vuelven a crecer cada año en lugares de clima cálido, pero en las zonas más frías puedes plantarlas como plantas anuales.

Luz

Fieles a su naturaleza tropical, los cartuchos prosperan en un entorno cálido, lo que incluye mucha luz. Si vives en una zona con un clima caluroso y húmedo en verano, es probable que tus cartuchos se desarrollen mejor en un lugar con sombra parcial, mientras que las que crecen en un clima algo más templado pueden soportar la luz del sol.

Suelo

Un suelo rico, húmedo y bien drenado es lo mejor para mantener la floración de estas plantas. Suelen crecer bien junto a los estanques y pueden tolerar felizmente una ubicación de suelo húmedo, aunque debes evitar que se encharquen, lo que puede provocar la putrefacción de las raíces.

Para aumentar la densidad nutricional del suelo, puedes abonarlo con materia orgánica o compost antes de plantar tus cartuchos.

Riego

No los riegues demasiado, sobre todo después de plantarlos por primera vez. Una vez que los rizomas se hayan establecido, puedes regar las plantas una vez a la semana, o con más frecuencia si se dan condiciones especialmente calurosas o de sequía.

Las plantadas en maceta necesitarán una humedad constante, ya que las macetas se secan antes que las plantaciones en el suelo.

Tip: comprueba la humedad introduciendo un dedo en la tierra, si notas que más abajo se siente húmedo espera un día más para regar, de lo contrario, si se siente seco riega pero con cuidado de no hacer charcos en el suelo.

Temperatura y humedad

A los cartuchos les gusta un entorno bastante cálido y las temperaturas que oscilan entre los 15ºC y los 27ºC son ideales para ellos. También disfrutan de una buena cantidad de humedad, por lo que los veranos húmedos hacen que las flores florezcan sin problemas.

Si las temperaturas descienden mucho por debajo de los 10ºC, las plantas tienden a entrar en letargo. Si quieres desenterrar tus rizomas para pasar el invierno, hazlo antes de que las temperaturas bajen por debajo de los 0ºC en tu zona.

Aunque esto no es estrictamente necesario, una vez que llegue la primavera los cartuchos volverán a brotar por si solos.

Abono

Necesitan ser alimentados en el momento de la plantación, y de nuevo cada primavera al comienzo de su temporada de crecimiento, con el fin de promover una floración abundante.

La mayoría de los fertilizantes bien equilibrados funcionan bien, pero evita elegir una mezcla con demasiado nitrógeno, que puede reducir la floración de la planta.

Plagas y enfermedades comunes

Hay varios problemas a los que puedes tener que enfrentarte al cultivar cartuchos, sobre todo la podredumbre blanda bacteriana, que afecta a los rizomas, y la botritis, que es una enfermedad fúngica que provoca la aparición de un moho grisáceo sobre los pétalos, los tallos y las hojas de la planta.

Para reducir el riesgo de enfermedades fúngicas, presta atención a la frecuencia de riego y asegúrate de plantarlos lo suficientemente separados para que tengan una amplia circulación de aire. Unos 30 cm entre cada planta estará bien.

Varias plagas también pueden ser un problema para las calas, incluyendo insectos como los pulgones, las babosas y los ácaros.


Close