Poda del jardín

70

Podar tu jardín es fundamental para que las plantas crezcan y se desarrollen correctamente, y aunque no es una tarea fácil, siguiendo algunos aspectos básicos y estos consejos que te damos, mostrándote de qué forma y en qué estación debes hacerlo, serás capaz de podarlo con total seguridad y tener plantas lindas todo el año.

Tips básicos

Lo primero que debes hacer es informarte y saber exactamente las especies que tienes en tu jardín, y luego ten en cuenta esto:

  • Si vas a podar por primera vez tu jardín, tienes que hacerlo con mucho cuidado. Te recomendamos que no cortes y elimines demasiadas ramas.
  • Utiliza herramientas de jardinería profesionales: tijeras de poda y guantes para no tener ningún accidente, son básicos.
  • No podes en la etapa de florecimiento de tu planta, es decir, cuando tiene los brotes en flor.
  • Dato importante: la poda mínima, o común, es la que se encarga de quitar ramas secas y hojas muertas. Además debes limpiar bien el suelo para que los nutrientes de la tierra le lleguen directamente.
  • No tengas miedo de ayudarte de palitos de madera, cuerdas o cualquier otra cosa para hacer que tus plantas crezcan mejor. De esta manera evitarás que crezcan torcidas o se inclinen.
Tipos de poda

En la primera etapa del desarrollo de las plantas, con la poda se les dará la forma. Por ejemplo, si a un árbol como el eucalipto se le deja crecer libremente, será alto y delgado. Podándole ciertas ramas se le podrá dar espesor o volumen.

Las podas estéticas u ornamentales son para dar forma. En el caso de topiarios o arbustos con formas específicas, deben darse recortes frecuentes. Generalmente se podan los árboles para determinar a que altura del suelo empezará la copa, y la forma que ésta tendrá. El objetivo es distribuir las ramas balanceadamente. Es importante sujetar la guía con un refuerzo para que ésta crezca verticalmente. Se debe eliminar las ramas inferiores para lograr la altura deseada.

Las podas de mantenimiento son para quitar ramas enfermas o débiles o para clarear las copas de los árboles. También es necesario si ha crecido e interfiere con el espacio disponible, por ejemplo con los cables de la luz.

Las podas de floración son aquellas que ayudan a que ésta sea más abundante. Es importante que no podes los arbustos o árboles si no lo necesitan. Una rama que cortes incorrectamente y no cicatrice podrirá el árbol. Tampoco quites todas las ramas ya que no se vera bien. Si prefieres evitar las podas, busca especies que sean adecuados al tamaño que dispongas y no los plantes juntos.

¿Cuándo podar?

Plantas de hoja caduca
Estas tienen una parada vegetativa durante el invierno o temporada fría, en la que pierden todas las hojas. En ese momento, mientras “duermen” es cuando conviene podarlas. Haciéndolo en esta temporada, estarán preparadas para brotar vigorosas.

Plantas de hoja perenne
Las especies de hoja perenne no pierden las hojas ni tienen una parada vegetativa como las caducifolias, pero sí sufren una ralentización en su crecimiento. Se puede decir que en la temporada más fría, se quedan “congeladas” y no hay nuevos brotes. El momento de rebrotar será en primavera (o marzo). El momento perfecto para podarlas es justo antes de que eso pase, antes de que aparezcan brotes verdes en las ramas.

Especies en flor
Para saber cuándo podar las especies en flor hay que tener en cuenta en qué ramas florecen y cuándo lo hacen.

Si florecen en ramas del año anterior y además lo hacen en invierno o primavera, no debes podarlas durante la parada vegetativa. Lo ideal es hacerlo justo después de la floración.

Si florecen en ramas nuevas, en verano y en otoño, entonces puedes podarlas después de la floración, durante el reposo o después del mismo. Es importante recordar que si podamos justo antes del despertar tendremos una floración más abundante.

Elige las tijeras adecuadas para podar tu jardín

Tijeras de una sola mano estilo alicate: este tipo de tijeras te servirán para podar arbustos pequeños de ramas relativamente finas.

Tijeras de dos manos: poseen cuchillas más largas y afiladas, con un resistente mango de madera. Sirven para podar árboles o arbustos más tupidos y con ramas más gruesas.

Para podar árboles y arbustos

Estos son los 5 principios que no puedes pasar por alto:

  1. Si bien hay momentos óptimos para podar las plantas leñosas, si tienes que hacer alguna poda para el acceso o bien para eliminar las ramas dañadas, puedes hacerlo en cualquier momento del año y no perjudicar a la planta.
  2. Toma en cuenta que la poda severa producirá retoños en el árbol o arbusto, lo que requerirá aún más podas. Así que es mejor hacer una poda de mantenimiento cada año.
  3. Una de las reglas de oro en la poda de árboles y arbustos es que no debes podar nunca más de 1/3 del estos. De esta manera se consigue que siempre tengan ramas, manteniéndolos en buena forma, con un tamaño manejable y renovándose constantemente.
  4. No podes un árbol o arbusto enfermo para rejuvenecerlo. A pesar de que está bien podar las ramas que están claramente infectadas, si lo podas únicamente obligarás a la planta a tener un esfuerzo cada vez mayor y el nuevo crecimiento será más susceptible a los problemas. En su lugar es mejor averiguar si la planta tiene una plaga o cualquier otra enfermedad que le esté afectando a su crecimiento.Una vez que el árbol o arbusto se recuperado, puedes reanudar la poda de mantenimiento.
  5. Sellar las heridas o cortes con sellador de árboles o revestimiento especial para poda es una práctica extendida. La teoría es que con esto se evita que los insectos, las enfermedades y la humedad penetren en el interior de la madera. Pero la realidad es que los árboles y arbustos tiene sus propios mecanismos para el sellado y nuestros esfuerzos podrían detener este proceso, ya que al sellar una herida se puede incluso sellar la humedad y provocar así que el tallo de la planta se pudra.El mejor consejo es mantener siempre las herramientas de poda limpias para así no propagar enfermedades y evitar la transmisión de unos árboles a otros.

Como ves, la poda puede ser un mecanismo de defensa pero también tienes que tener presente algunos consejos para realizarla, ya que puede traer algunos peligros y riesgos, sin embargo, si la realizas de forma segura y siguiendo unos consejos básicos, vas a lograr que tus árboles y arbustos luzcan de forman majestuosa.


Close
Revista Enmicasa.com © Copyright 2020. Todos los derechos reservados
Close