Gypsophila

1.2K

La gypsophila es una planta de porte rastrero con pequeñas y abundantes flores, completa su desarrollo en tres años y se extiende considerablemente en superficie, por lo mismo no es adecuada para espacios reducidos. También puedes cultivarla como planta colgante, su vida es prolongada y su floración duradera.

Son ideales para muros y jardines rocosos, aunque también se dan muy bien en los arriates combinados con otras plantas; es utilizada principalmente como una flor complementaria para acompañar una flor principal, como unas rosas rodeadas de gypsophilas.

Crece de 33 a 66 centímetros por año, los tallos se separan en muchas ramas, dando una apariencia ligera. La gypsophila cortada dura mucho tiempo -hasta 10 días – y luego si se quiere secar funcionará perfectamente.

Cuidados

Necesita un suelo nutritivo y lo suficientemente poroso para no encharcarse. Utiliza un sustrato arenoso, lo mejor es plantarla en un espacio soleado del jardín (si el clima es muy caluroso ponla en sombra parcial). Riega con abundancia pero sin encharcar.

Luz

Es una planta que crece mejor a pleno sol, lo que significa que necesita al menos seis horas de luz solar directa la mayoría de los días. La gypsophila tolera un poco de sombra, especialmente del sol de la tarde. Sin embargo, demasiada sombra dará como resultado plantas largas y una floración deficiente.

Suelo

La gypsophila crece en varios tipos de suelo, siempre que tengan un buen drenaje. El suelo arenoso funciona bien, mientras que el suelo arcilloso húmedo no. Entonces, si tienes un suelo pesado, considera plantarla en camas o contenedores elevados. Toma en cuenta que a estas plantas también les gusta un pH ligeramente alcalino.

Agua

Tiene pocas necesidades de agua y prospera en suelos secos, pero es importante mantener el suelo moderadamente húmedo para las plantas jóvenes. Por lo general, no tendrás que regar las plantas establecidas a menos que tengan un período prolongado de sequía. El riego excesivo puede causar la pudrición de la raíz y matar la planta.

Temperatura y humedad

Algunas especies tienen más tolerancia al frío que otras. Estas plantas prefieren un clima seco a uno húmedo. Es importante asegurarte de que tenga un excelente drenaje del suelo y que no esté expuesta a la humedad constante.

Fertilizante

En estas plantas demasiado fertilizante puede causar un crecimiento flojo. Para promover un crecimiento saludable y flores abundantes, simplemente coloca un poco de compost cada primavera.


Close
Revista Enmicasa.com © Copyright 2024. Todos los derechos reservados
Close