Sobre la grama

681

Hay tres cosas que influyen en la calidad y la salud de la grama: el clima, el suelo y los cuidados que le des. El clima y el suelo son difíciles de controlar, pero los cuidados que tengas pueden marcar la diferencia entre cualquier grama y una de fotografía.

Estos son siete consejos fáciles de implementar para lograr tener una grama más verde y saludable.

1. Córtala alta

Cuanto más alta la dejes, más saludable será. Existe una relación uno a uno entre la altura de la grama y la profundidad de las raíces. Si está cortanda a dos pulgadas, tendrá dos pulgadas de raíces, y así sucesivamente. Esta profundidad de la raíz hará que la grama sea más resistente a la sequía y a las enfermedades y proporcionará el mejor control natural contra las malezas.

2. Aprovecha las hojas caídas y restos de plantas

Si simplemente las empacas y tiras, estás perdiendo gran parte del nitrógeno que puedes utilizar para fertilizar la grama. Estos desechos ayudan a mantener la actividad biológica en el suelo. No quiere decir que no limpies, pero hazlo menos y deja que estas hojitas hagan su trabajo.

3. Riega cuando esté seca

La mayoría de grama necesita entre una y una pulgada y media de agua por semana, especialmente durante los meses secos. Riega profundamente pero con poca frecuencia (una vez por semana está bien) en la mañana para reducir la posibilidad de enfermedades. La cantidad de humedad y el tiempo es lo que importa, no la frecuencia.

TIP: Si al caminar sobre la grama esta queda aplastada, es que le falta agua.

4. La regla de un tercio

Nunca quites más de un tercio de la altura de la grama cada vez que la cortes. Esto estresa a la planta, haciéndola menos saludable y más susceptible a las enfermedades.

5. Mantén afilada la cuchilla de la podadora

Cuida que las cuchillas de la podadora estén muy bien afiladas. De no ser así el corte no será uniforme o la grama se prensará, dejando un borde irregular y deshilachado que se quemará rápidamente y también hará que la planta sea más susceptible a las enfermedades.

6. Airea

La aireación central reduce la compactación, lo que facilita el desarrollo de la raíz. También atrae microorganismos a la superficie, lo que ayuda a deshacerse de la mala hierba.

7. Cambia el patrón de corte

Esto asegura que las ruedas no corran sobre el mismo lugar todo el tiempo, lo que puede causar que la grama deje de crecer en estas áreas y la debilite y estrese.

Otros tips

  • La mejor época de sembrar grama es durante la estación lluviosa.
  • Al sembrar o resembrar grama en tu jardín, toma en cuenta que el terreno este nivelado y que el agua tenga hacia donde salir. No es aconsejable que se formen pozas de agua ya que esto no permitirá su crecimiento sano. Los retoños de grama deben ser sembrados a no más de 3 centímetros de profundidad, sobre una superficie firme.
  • El primer riego debe ser abundante, deja que se absorba y vuelve a regar. Luego agrega una composición suave de urea y riega la grama a diario. Espera de 15 a 20 días para efectuar el primer corte.
  • Quita la mala hierba con frecuencia, sacándola desde la raíz. No la cortes con la podadora, ya que solo la proliferarás.
  • Normalmente en temporada fría no es necesario abonar la grama, pero es excelente conseguir una pequeña cantidad de polvo de tabaco, con lo cual lograrás dos cosas: primero será un insecticida y segundo se incorpora a la tierra como materia orgánica y la pone más verde. No utilices demasiado pues su olor es fuerte y no se quita antes de una semana.

Close
Revista Enmicasa.com © Copyright 2022. Todos los derechos reservados
Close
Powered By MemberPress WooCommerce Plus Integration