Las mejores plantas trepadoras para una pérgola

2.8K

Nada se antoja más que tener un espacio exterior en casa, y que además sea acogedor. Contar con una pérgola en el jardín es esencial para crear una zona de sombra y privacidad para descansar o comer en familia. Si tienes este espacio no puedes dejar pasar la ocasión de plantar una trepadora que la aproveche como soporte. Tendrás además de una linda decoración una sombra fresca para sentarte a descansar y disfrutar de tu espacio favorito.

Hay muchas especies de plantas trepadoras pero hemos escogido las 5 mejores, especialmente para lugares con clima templado o cálido y que son fáciles de cuidar.

1. Rosales trepadores

Son todo un clásico. Nada mejor para crear un espacio romántico, exclusivo y acogedor.

Estas plantas necesitan de cierto grado de humedad, de ahí que sus cuidados puedan parecer exigentes, pero por lo demás no lo son. Evita que la maceta en donde esté plantado tu rosal esté encharcada o seca por falta de riego. En temporada de calor el riego debe ser abundante y debe realizarse al menos cuatro veces a la semana.

Como otras muchas especies, los rosales trepadores necesitan de un abonado abundante a finales de la temporada fría, de esta forma conseguirás muchas flores.

2. Jazmín

El jazmín destaca por su intenso aroma que por la noche es muy intenso. Su floración es maravillosa por el gran número de pequeñas flores blancas que produce.

En la temporada cálida, es bueno aplicarle fertilizante una vez al mes. Necesita que su sustrato se mantenga húmedo casi siempre, aunque nunca encharcado. Los cuidados son muy similares a los rosales.

3. Campis radicans

También cococida como enredadera de trompeta, es una trepadora de crecimiento muy rápido y flores muy bonitas con forma de trompeta en colores rojos, amarillos o naranja, con un espeso follaje verde oscuro y de las más fáciles de cuidar.

Pero no solo lo anterior, sino que además soporta muy bien la poda, por lo que también se puede tener en maceta y colocarla junto a una pequeña celosía en el balcón, la cual cubrirá de flores antes de lo esperado.

El riego puede ser una o dos veces por semana, no es exigente. Pero sí es importante que tenga buen drenaje.

4. Buganvilla

La buganvilla es otra trepadora con una floración muy abundante y tremendamente colorida. Puedes encontrar especies con flores de color rosa, rojo, amarillo, morado y muchos más. Crece bien en lugares soleados y terrenos secos.

En verano, riega 2 o 3 veces a la semana. En la época de frío puedes regarla una vez a la semana. Es fundamental que el suelo drene bien y no permanezca encharcado.

Para conseguir una planta más bella y vigorosa puedes añadir un poco de fertilizante líquido en el agua de riego una vez cada 15 días durante, pero ten cuidado de no echar demasiado, pues la buganvilla no florecerá.
Si notas que las hojas de la buganvilla se ponen amarillentas, es síntoma de carencia de nutrientes, generalmente de hierro.

La poda de mantenimiento resultará clave, eliminando las ramas y hojas secas.

5. Dicentra

Es una trepadora estupenda para lugares húmedos, frescos y con sombra. Es decir que es ideal para pérgolas situadas en lugares que tengan sombra en horas de la tarde. Sus curiosas flores con forma de corazón hace que reciban el nombre en inglés de Bleeding heart.

El riego deberá ser moderado. Es importante que estés pendiente de que el suelo no se seque por completo entre riego y riego. Además, las flores no deben ser mojadas. Si el suelo se seca, las hojas comienzan a tornarse amarillentas y la planta entra en estado de latencia.

Abónala durante la floración y aplica un fertilizante cada 10 días. Este deberá disolverse en el agua de riego.

Una guía rápida: si tu pérgola es…

Muy soleada: la glicina, la buganvilla y el jazmín serían una buena opción de planta trepadora con flor. Además, son de crecimiento rápido. Una alternativa sin flor sería el ficus pumila o repens, una enredadera con una decorativa hoja pequeña que necesita agua abundante y puede vivir incluso a media sombra.

Si domina más la sombra: la parra, la passiflora o la clematis agradecen exteriores resguardados del sol directo.

Si está muy expuesta al viento: la hiedra y, si prefieres que tenga flores, la bignonia, son dos variedades que toleran bastante bien el viento. El viento es el peor enemigo de las plantas. Las deshidrata y las debilita mucho.


Close
Revista Enmicasa.com © Copyright 2022. Todos los derechos reservados
Close
Powered By MemberPress WooCommerce Plus Integration