Reúsa y recicla

67

Decir que el mundo tiene un problema de desechos es quedarse corto. ¿Sabías que en el mundo se generan diariamente 2.010 millones de toneladas de residuos en el mundo? Eso es 1,63 libras por habitante cada día. De seguir esta dinámica, en 2050 generaremos 3.400 millones de toneladas de residuos, y en un solo día, una persona generará más de cuatro libras de basura. ¡Eso es mucho!

Afortunadamente, existen formas de poder contribuir, y una de ellas es reducir los desechos en casa. Estas son algunas maneras fáciles para hacerlo:

Una forma de reducir es reutilizar. ¡Reutiliza todo lo que puedas! Las bolsas plásticas y el papel son de las cosas que más acumulamos y de las que tenemos más referencias de cómo aprovecharlas. Estas son algunas ideas con otras cosas que podríamos acumular:

Frascos: son de los que más acumulamos en casa. ¡Aprovéchalos!: cierran bien, son muy prácticos para almacenar porque puedes ver su contenido y es un material inocuo y resistente a altas temperaturas. Puedes usarlos para prepárate desayunos con yogurt, fruta y avena. Haz mermeladas y conservas. Almacena granos y legumbres… Tienes infinidad de posibilidades antes de tirarlos.

Aparatos que ya no usas: puede que tengas una plancha o una impresora que solo estén acumulando polvo. Crea un grupo de whatsap de intercambio cooperativo donde todos los interesados puedan ofrecer trueques o súbelo a algún grupo que se dedique a eso u otras webs y aplicaciones de segunda mano. O simplemente dáselo a alguien que lo necesite.

Ropa: la que esté en buen estado, dónala. El resto, podrías quitarle los botones y zippers para reutilizarlos en otras prendas. Las piezas de lana o forro polar son útiles para limpiar zapatos y las de algodón para limpiar vidrios o como paños para secar. Si quieres ponerle un toque de creatividad, haz bolsas para la compra con tshirts o camisas viejas.

Aceite: tirar el aceite por el fregadero contamina el agua. ¿Qué te parecería saponificarlo? Al hacerlo lo conviertes en una sustancia biodegradable. Aventúrate a probar convertir el aceite usado de tu cocina en tu propio jabón para la ropa.

Café: utilízalo como abono para tus plantas o para deshacerte del olor a ajo en tus manos cuando cocines. También puedes hacer un tratamiento para la celulitis. Mezcla el café con sal gruesa y masajea las áreas que consideres necesarias, enjuágate e hidrata bien la zona. Solo necesitas un poco de constancia para ver resultados.

Compra responsablemente. Cuando salgas, compra artículos que sean fáciles de reciclar. Evita los que tengan empaques individuales o que vengan en porciones individuales. Implementa las compras a granel, ayudan a reducir el desperdicio.

El compostaje es tu amigo. Crea un contenedor de abono y pon en él los restos de comida y los desechos del jardín. Lee esta guía en la que te explicamos paso a paso todo acerca del compost.

Olvídate del papel. Ahora todos los lugares tienen opción de enviarte la factura en línea, y los periódicos y revistas tienen una web y suscripciones de sus versiones digitales.

Con la ayuda de estos consejos, podrás reducir eficazmente el desperdicio.


Close
Revista Enmicasa.com © Copyright 2020. Todos los derechos reservados
Close