“Mi hijo no come”, toddler years

456

Los niños en edad preescolar (3 a 6 años) se encuentran en una etapa en donde quieren explorar su independencia. Descubren que ya pueden hacer cosas que antes no podían realizar solos, buscan tomar control de sus decisiones y dicen no a la mayoría de cosas, comer es una de las principales.

Un toddler melindroso es la regla y no la excepción. No eres el único padre que se encuentra en la constante lucha para que su hijo coma. Los toddler years se caracterizan y sobresalen por el simple hecho que el niño no come, sin embargo si tu hijo tiene adecuados niveles de energía, es juguetón y está creciendo (aumentando peso y talla) puedes tener la tranquilidad que es un niño sano comportándose como cualquier otro niño sano de su edad.

No te preocupes si tu hijo no hace bien un tiempo de comida, usualmente los niños compensan su ingesta calórica con el siguiente tiempo de comida o con una refacción. Busca ofrecerle una variedad amplia de alimentos nutritivos, y dejarle a él o ella escoger qué quiere comer.

Dejar que los niños escojan y exploren por ellos mismos creará una relación saludable con la comida. Así mismo, dejarlos usar sus manos y que jueguen con la comida, contribuye al desarrollo de esta independencia, evita regaños o sentimientos negativos alrededor de los alimentos; de esta manera tu hijo podrá tener una relación saludable con los alimentos.

Cuando encuentras algo que le gusta comer a tu hijo, puede parecer fácil para tu paz mental seguírselo sirviendo para que “aunque sea coma algo”; sin embargo, es necesario que consuma una variedad de nutrientes, evita repetir el mismo alimento por el simple hecho que es el único que se termina. Si te rechaza un alimento nuevo, vuelve a ofrecerlo en una semana o acompáñalo con uno que le guste, puede tomarte varios intentos hasta que acepte un alimento nuevo.

Por último es de suma importancia evitar obligarlo a terminar su ración, si él o ella ya no tiene hambre se le debe permitir dejar de comer, con ello lograrás que él sepa regular su hambre. Lo más importante de todo es ser paciente y vigilar que su crecimiento esté dentro de la curva. Como mencione anteriormente si tu hijo se enferma poco y juega bastante ten por seguro que estás haciendo un buen trabajo.

Preocuparse si:

  • En forma reiterada no quiere comer.
  • No come a ninguna hora.
  • Vomita reiteradamente como forma de rechazar abiertamente la comida.
  • Cuando las horas de comida se transforman en pelea o más bien en una lucha de poder entre padres e hijos.

Para establecer un buen hábito de alimentación:

  • Ten horarios constantes para las horas de comida.
  • Los niños siempre deben comer en el mismo lugar (cocina, comedor).
  • Que en el lugar donde tu hijo coma estén los objetos necesarios, como servilleta, plato, cubiertos, individual.
  • No permitas que el niño realice actividades como jugar o ver televisión mientras come.

Close
Revista Enmicasa.com © Copyright 2022. Todos los derechos reservados
Close
Powered By MemberPress WooCommerce Plus Integration